El volcán Fujiyama

Monte Fuji

El monte Fuji

Hola, soy Sonia y os voy a dar alguna información sobre el volcán Fujiyama.

 Se cree que el archipiélago japonés descansa sobre los bordes de cinco placas tectónicas: la placa del Pacífico, la de Norteamérica, la del mar de Filipinas, la Amur y la Nankai Micro. Esos gigantescos bloques se desplazan, chocan y se deslizan por debajo y por encima unos de otros, haciendo que Japón sea más proclive a los terremotos y a las erupciones volcánicas que casi ningún otro país.

La mayor erupción registrada en la historia fue la Jogan del año 864. Las cantidades masivas de lava descargadas entonces se transformaron rápidamente en la base de la montaña por su cara norte.

El Fuji que vemos hoy se desarrolló por encima de dos volcanes más antiguos. Hace unos 10.000 años, una de esas viejas montañas, el Ko Fuji Kazan, comenzó a expulsar inmensas cantidades de lava en todas direcciones. Durante varios miles de años el Ko Fuji Kazan fue progesivamente tragado por su propia lava, junto con otro volcán aún más antiguo situado hacia el noreste, el Ko Mitake Kazan. De aquel caos emergió lo que en lo fundamental es la forma de la montaña que ahora existe. Otras erupciones posteriores dieron los toque finales al hermoso cono que hoy en día podemos contemplar.

Volcán Fujiyama

Volcán Fujiyama

El monte Fuji ha permanecido tranquilo en los últimos 300 años. Pero para un volcán cuya vida es de cientos de miles de años tres siglos no significan nada. Sería completamente normal que la montaña entrara en erupción de nuevo en cualquier momento. Después de todo, simplemente está dormida.

 Se clasifica al monte Fuji como un volcán activo, pero con poco riesgo de erupción. La última erupción registrada data de 1707 durante el periodo Edo. Entonces, se formó un nuevo cráter, así como un segundo pico (llamado Hoeizan por el nombre de la era).

El monte Fuji, con 3776 metros de altitud (12,389 pies), es el pico más alto de la Isla de Honshu y de todo Japón. Se encuentra entre las jurisdicciones de Shizuoka y Yamanashi, en el Japón central y justo al oeste de Tokio, desde donde se puede observar en un día despejado. El Fuji es un volcán compuesto y es el símbolo de Japón.

Considerado sagrado desde la antiüedad, les estaba prohibido a las mujeres llegar a la cima hasta la era Meiji (finales del s. XIX). Actualmente es un conocido destino turístico, así como un destino popular para practicar el alpinismo. La temporada «oficial» para practicar el alpinismo dura desde principios de julio hasta finales de agosto. Son mayoría los que escalan por la noche para apreciar la salida del sol.

El monte Fuji es un atractivo cono volcánico y es un tema recurrente en el arte japonés. El trabajo con mayor renombre es la obra maestra 36 visitas del monte Fuji del pintor ukiyo-e Katsushika Hokusai. También aparece en la literatura japonesa y es el tema de muchos poemas.

Después del surgimiento de los samurais en el Japón feudal (siglos XII a XVI), se empezaron a emplear los caracteres kanji actuales para «Fuji». Fu significa riqueza, mientras que ji es «samurai». Finalmente, san significa montaña, por lo que el nombre completo es Fujisan. Aunque popularmente en países de habla castellana se le conoce como «Fujiyama», este nombre es incorrecto.

Los japoneses suelen recordar la altura de esta montaña, 3776 metros, como «MINANARO»: » MI» por «3», » NANA» por «7», «RO» por «6» (véase: numeración japonesa), y se enseña a entender como tomar como ejemplo al monte Fuji, y ser tan alto como El (en lo espiritual).

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.