Baloncesto con Pablo

Una pelota de baloncesto que va a entrar en la canasta

El pasado mes de mayo, tuvimos una clase de E.F. (educación física) especial. No se trataba de que nos iban a llevar a ningún sitio, sino que acudió un jugador de baloncesto a enseñarnos a jugar a este impresionante deporte. Se llamaba Pablo, y pertenecía al club de baloncesto Oncineda de Estella. Estuvimos practicando múltiples juegos, además de la introducción sobre las normas del baloncesto. Pero eso sí, antes de empezar a jugar nos enseñó a hacer diferentes movimientos con la pelota.

Iban a comenzar los juegos, y nos encontrábamos en el frontón cubierto de Abárzuza. Nos dijeron que nos pusiéramos en la línea del número 4 y eso hicimos. Una de las actividades que más me gustó de entre todas las que realizamos consistía en ir corriendo por el frontón dando botes con la pelota (pero variando la mano con la que  botábamos).

Cuando ya estábamos terminando yo le pedí a Pablo que ns dejase echar un partido, pero claro, era lunes y el frutero ocupaba la única canasta que teníamos así que no pudo ser. Aunque lo que importa es que esos 50 minutos de práctica deportiva no solo sirvieron para aprender a jugar a baloncesto, sino que también para pasar un buen rato.

¿Os hubiera gustado practicar baloncesto con nosotros?

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.