Montando a caballo en Galdeano

Yegua con su potro

Yegua con su potro

El domingo 16 de abril no estuve en el Día del Ärbol de Abárzuza ya que fui a Galdeano a pasar el día y a montar a caballo. Fuimos por la mañana a buscar al mejor amigo de mi padre, que en realidad es de Arróniz pero vive con su familia en Galdeano.

Cogimos los cascos, las sillas de montar, las mantillas y las cabezadas para ir a ponérselos a los caballos. Había una yegua que se llama Cumbia con su potro que pronto le domarán. ¡Qué pena que no estaba Gallarda, mi yegua favorita! Les pregunté por Gallarda pero me dijeron que se había quedado en el monte. Le tengo mucho cariño porque yo la domé y solo se deja montar por mí. Yo le acaricio y ella me abraza a su manera. También sé adormecerla.

Les peinamos al potro y a su madre y les pusimos las sillas de montar, las mantillas y las cabezadas . Yo le tenía un poco de miedo al potro porque estaba sin domar y no paraba de moverse y de hacer movimientos bruscos. Luego fuimos a montar. Primero se montó mi hermana en Cumbia, que es su yegua favorita, y Mario y Jone (los hijos del amigo de mi padre) me dijeron a ver si quería darle de comer  al potro y hacer bocadillos de pienso y paja con pan seco. Les dije que sí pero se nos había olvidado el pan seco en casa y tuvimos que hacer una «ensalada»  con hierba, flores, pienso y un poco de paja. Le gustó mucho y tuvimos que hacer mucha también para Cumbia que estaba muy cansada de correr con mi hermana.

Esto es una cabezada

Esto es una cabezada

Llegó mi hora de montar a caballo, cogí las riendas y le hice andar. Luego troté y al final empecé a galopar. Jone dijo  «op, op» y empezó a galopar muy rápido. ¡Parecía que iba a salir volando! La manejaba a duras penas porque casi me caía y al final paré para que descansara. Me bajé y le dimos la «ensalada». Bebió mucha agua.

Yo le tenía miedo al potro porque estaba sin domar pero al final como le di mucha «ensalada» y le acaricié, me cogió mucho cariño y me seguía a todas partes, no me dejaba en paz. En un momento en el que iba a por un cubo de agua para dárselo, me giro para acercarme donde estaba él y lo tenía justo detrás. ¡Me dí un susto tremendo!

Estuvimos un rato y luego nos fuimos a comer a casa de Jone y Mario. Comimos espaguetis, ensalada, lomo con patatas y un helado. También nos dieron a elegir entre Kas de limón o naranja o Coca-cola. Luego estuvimos jugando con dos perros que tienen en el jardín y con una colchoneta. Se hizo de noche y como ya era tarde nos tuvimos que ir a Arroniz.

Ese día me gustó un montón y me dijeron que la próxima vez que vayamos me estará esperando Gallarda. Ya tengo ganas de volver. Y vosotros ¿Tenéis  caballos o yeguas? ¿Sabéis montar? ¿Os gustaría ir conmigo a Galdeano a aprender?

12 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • irati el 15 mayo, 2013 , a las 20:56
    • Responder

    Mi hermana antes montaba a caballo y tenía un caballo y yo sí sé montar a caballo.

    • Marta el 15 mayo, 2013 , a las 21:50
    • Responder

    Mi tío sí que tiene muchas yeguas y caballos pero no son de montura son de Jaca Navarra. Yo tengo una que nació el año pasado y se llama Rubi es marrón y blanca. ¡ Es super chula!

    • sergio el 15 mayo, 2013 , a las 22:02
    • Responder

    Yo no tengo caballos pero mi tío sí que tiene, yo no sé montar pero tengo una prima que se llama Ana y sí que sabe,pero a mí no me gusta montar a caballo.

  1. Yo no tengo caballos, pero me gustaría tener para poder montar. Me encantaría limpiarlo, hacerle ensaladas etc… Me gustaría mucho conocer a Gallarda y al caballo de tu hermana.

  2. Yo no tengo ni caballos ni yeguas, pero me he montado de pequeño. Me daba super miedo, empecé a llorar muchísimo

    • Aintzane el 16 mayo, 2013 , a las 15:59
    • Responder

    ¡Qué morruda eres! Yo nunca he montado a caballo, ¿me invitas?
    Saludos.

    • Ainara el 16 mayo, 2013 , a las 20:31
    • Responder

    ¡Qué día tan divertido!
    Yo tengo unos 20 caballos pero aún no me he montado en ellos.
    Yo sí sé montar pero prefiero montar en pony.

    • Edurne el 16 mayo, 2013 , a las 20:42
    • Responder

    Yo no tengo ni un caballo ni una yegua, tampoco s´r montar a caballo pero el año pasado ese era mi sueño, este año deseo hacerlo, a mí me encantaría ir contigo a Galdeano a aprender a montar.

    • Sonia el 19 mayo, 2013 , a las 11:13
    • Responder

    Yo no tengo ni yeguas, ni caballos. Me encantaría saber ir a montar y después de coger un poco de práctica, ir contigo a Galdeano. Me gustaría un montón domar a una yegua o a un caballo, pero antes de hacerlo me tendrías que dar algunas clases.

    Un saludo.

    • javier el 20 mayo, 2013 , a las 10:49
    • Responder

    Yo una vez ya me monté a caballo. Te da una sensación… porque esos animales son tremendos. Me gustaría poder montar otra vez.

    • Ariadna el 20 mayo, 2013 , a las 22:29
    • Responder

    Yo no tengo ningún caballo ni ninguna yegua pero me gustaría mucho montar a caballo. Yo de pequeña me monté en un caballo y casi me caigo, aun así me lo pasé genial. Yo no sé montar pero me encantaría ir a aprender a Galdeano contigo, de paso a conocer a Mario y Jone que parecen muy majos. Qué suerte que os invitaran a comer.

    Saludos.

    • andriana el 11 junio, 2013 , a las 6:11
    • Responder

    Yo no tengo ningún caballo, ni tampoco una yegua. Pero los caballos me parecen unos animales preciosos y muy juguetones. Yo no sé montar, pero me encantaría aprender. Ojalá pudiese ir algún día contigo y con tu padre a Arróniz para aprender a montar. ¡Qué pena que no vieses a Gallarda! porque yo ya sé que le tienes mucho cariño por tantas veces que hablas de ella en clase.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.