Conviviendo con un caracol.

Una tarde de principios de  noviembre cogí dos caracoles en el jardín, al lado de mi casa. Uno era más pequeño que el otro. Les preparé una casa y les ponía para comer lechuga y escarola. ¡Cómo comían!

Al cabo de unos días fui a visitarlos y el mas pequeño se había marchado. Miré por todo y no estaba, ya no he sabido nada más de él. El otro quería darse un paseo y también… ¡jugar conmigo al escondite! ¡ Qué bien nos lo pasábamos todos los días! Se escondía por las plantas de casa.

Un día fui a verlo y no estaba, lo busqué y no lo encontré, miré hacia arriba y se encontraba en la esquina de la pared  encima del radiador, en el techo. Estaba hibernando. a partir de aquí me interesé por la vida del caracol.

Caracol

Caracol

Los caracoles se mueven con lentitud. Producen mucus para ayudarse en el desplazamiento por zonas de elevada pendiente debido a la untuosidad del mismo. El mucus le ayuda a regular su temperatura, también le ayuda a que las heridas no tengan bacterias y además le sirve para  ahuyentar insectos como las hormigas.

Cuando se meten en el caparazón sacan oto tipo de mucosidad para que no les pueda entrar nada, esto se llama opérculo. De esta manera algunos animales terrestres como el caracol hibernan y se despiertan en primavera.

Familia de caracoles

Familia de caracoles

Cuando el caracol crece también crece su concha. Al dejar de crecerr empieza a reproducirse. Son hermafroditas, es decir que producen óvulos y espermatozoides. Los caracoles de jardín se inseminan por parejas el uno al otro. La cópula se hace generalmente de noche y dura  entre 4 y 7 horas. Después hacen un agujero y entierran los huevos. Al cabo de 15 días nacen las caracolas. Cada caracol puede poner 50 huevos. Los caracoles pueden vivir de 5 a 7 años.

El caracol terrestre forma parte de la cocina mediterránea, especialmente los comen los españoles y los franceses.

¿Habéis tenido aluna vez un caracol en casa?  ¿Dónde?  ¿Le pusisteis nombre?  ¿Cuál?  ¿Os parece interesante la vida del caracol?

13 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Alba el 23 enero, 2014 , a las 13:51
    • Responder

    Hola Carla. Nunca he tenido un caracol. ¡Qué divertido es tu caracol. ¿No te has planteado qué nombre le vas a poner? Yo cuando iba a la guardería cogía caracoles y a mi hermana le daban asco.

    Un abrazo de Alba.

      • Carla el 3 febrero, 2014 , a las 16:58
      • Responder

      En clase ya planearemos un nombre y después haremos votos.

    • Rubén el 23 enero, 2014 , a las 13:54
    • Responder

    Yo nunca he visto una familia de caracoles juntos pero uno solo sí y me parece interesante los caracoles pera algunas cosas dan asco.

    Un abrazo Rubén

    • gonzalo el 23 enero, 2014 , a las 19:13
    • Responder

    Yo cuando llueve y tenemos que ir al cole suelo ver bastantes animales como : babosas, lombrices y caracoles. Yo nunca he visto más de dos caracoles juntos.

    • irati el 23 enero, 2014 , a las 21:14
    • Responder

    Yo me acuerdo que de pequeña tenía un caracol que se llamaba Pepe. Era pequeño hasta que un día se cayó del balcón.

    Un saludo.Irati

  1. Yo no he tenido ningún caracol en casa ni me gustaría porque te llenan la casa de babas pero me parece muy curiosa la vida del caracol

    • Edurne el 26 enero, 2014 , a las 21:01
    • Responder

    ¡Vaya Carla! Has aprendido muchas cosas gracias a ese caracol, también yo he aprendido muchas cosas gracias a ti. Yo cuando iba a casa de mi abuelo siempre iba y cogía caracoles, yo los metía en un cubo y luego les daba lechuga para comer.Tu caracol te tendría que haber dejado todo lleno de mucus,porque para subirse hasta el techo…

    Un saludo

    • sergio el 26 enero, 2014 , a las 21:59
    • Responder

    Yo nunca he tenido caracoles de mascotas . Sí que me gusta ir a cogerlos después de que ha llovido.Lo que me da un poco de asco es todos los mocos que sueltan.

    • Marta el 26 enero, 2014 , a las 22:16
    • Responder

    Yo una vez sí que tuve seis caracoles en una caja en la terraza y les echaba lechuga para comer, pero un día la tapa se abrió y se escaparon todos por la terraza. Los recogí y los volví a soltar en el campo.

    • aintzane el 29 enero, 2014 , a las 22:28
    • Responder

    Esto de que cogiste caracoles me recuerda a cuando tenía 5 años, siempre que veía caracoles los cogía y los metía en una caja con agujeros y comida. Un día uno se me escapó de la caja y cuando mis hermanas cogieron sus raquetas.. ¡Menudo susto que se dieron, estaba el caracol pegado a la funda!
    Yo no les puse nombre porque tenía tantos que no me acordaría de cual es cual.
    A mí la vida del caracol me ha parecido muy interesante.
    Saludos.

    • Ainara el 31 enero, 2014 , a las 15:42
    • Responder

    A mí se me hace raro tener a un caracol como mascota porque esos animales hacen su vida solos, no como por ejemplo los perros que los tienes que cuidarlo todos los días.
    Yo he tenido muchos caracoles porque a mi hermano de pequeño le gustaba ponerlos en el suelo y que fuesen andando hasta un una línea, el primero que llegaba ganaba y así todo el rato. También le gustaba darles de comer. Un día los dejó en la calle metidos en un cubo y se nos subieron por la casa de mi abuela pero los cogimos de la ventana.
    No les pusimos nombre ya que igual había 15 caracoles y no había quien los diferenciase. Me parece muy interesante la vida del caracol.

    • Ariadna el 3 febrero, 2014 , a las 22:25
    • Responder

    Yo nunca he tenido un caracol en casa pero sí otros insectos como la mariquita. ¡Qué pena que el pequeñín se marchara!, espero que esté bien. Te lo tenías que pasar muy bien jugando al escondite con el caracol, ji,ji,ji… No sabía que el mucus tendría tanta utilidad. En mi opinión la vida de un caracol es muy interesante y podemos aprender mucho de ella. Yo, aunque sea una tradición española, me da mucho asco comer caracoles.

    Saludos.

    • Sonia el 4 febrero, 2014 , a las 22:38
    • Responder

    Yo nunca he tenido un caracol en mi casa, porque me dan mucho asco. ¡Qué guay que jugaras con el caracol al escondite. Está muy bien que te hayas interesado sobre la vida de un caracol y nos lo hayas contado a todos nosotros, porque la verdad es muy curiosa e interesante.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.