Mi tía-abuela Tere

Mi tía-abuela Tere de joven

Mi tía-abuela Tere de joven

El día 10 de febrero, mi hermana, mi madre y yo fuimos a Lezáun porque mi madre tenía un curso sobre los sentimientos de los niños, organizado por Herrikoa. Alba y yo aprovechamos para hacer las tareas en casa de mis tíos-abuelos, que viven en Lezáun. Mª Carmen nos había mandado un trabajo que consistía en hacer una entrevista a una mujer y a mí se me ocurrió hacérsela a mi tía Tere. Nos sentamos las dos en la mesa y manos a la obra. Le pregunté sobre su infancia (si fue difícil o no), sobre su adolescencia, (si tenían que hacer las labores de casa), sobre su juventud, (si trabajaba)… Ella me respondió todo lo que le pregunté y más:

Nació en Lezáun, el 23 de marzo de 1937. Sus padres se llamaban Florencia y Pablo, tiene 4 hermanos y con ella son 5, se llaman: Carmen (mi abuela), Nieves, Martín e Ismael.

Fue a la escuela de Lezáun. Tuvo una buena infancia. Le gustaba mucho estudiar  y se le daba muy bien. En la escuela les enseñaban a bordar, ganchillo y se hacían mucha ropa, cuando me contó eso me quedé sorprendidísima porque no me parecía normal que les enseñaran esas cosas.

Su madre hacía todas las labores de casa, la ropa la lavaban en el lavadero y cuando se acababa de lavar se colaba para que la ropa se quedara blanca, esto lo hacían poniendo la ropa en un cubo y encima colocaban el espartán (una tela muy gorda) y encima del espartán ceniza y se iba poco a poco echando agua caliente durante muchas horas. Cuando salía el agua muy, muy caliente era señal de que la ropa estaba lista. Las mujeres en casa hacían el pan y la comida, además su madre les hacía muy buenas comidas,  era muy buena cocinera, su especialidad era la «sopa tostada» en el fogón. Utilizaban el «trébede«, que era un aro o triángulo de hierro con tres patas, para hacer la comida, su madre ponía encima una tartera de barro con la comida y debajo del trébede y encima de la tapa de la tartera ponían brasas. Cuando se iba la luz utilizaban el candil, que era un método para dar luz.

En su casa todas las hermanas incluida ella ayudaban a su madre a hacer las labores domésticas y sus hermanos ayudaban a cuidar los bueyes, vacas yeguas, cabras, cerdos, conejos y gallinas. Los hombres en su casa no hacían ninguna labor doméstica. Las mujeres llevaban la comida a los hombres cuando estaban en el campo.

Se divertían muchísimo jugando al «capachurro», «tres navios», 1, 2, 3 Blanca, las tabas y al bote-bote. A los 14 años se fue a trabajar en hostelería hasta la jubilación. Su hermana Carmen (mi abuela) tuvo 5 hijos y su hermano Martín 2 hijos. Ella no tiene pareja y vive con su hermano Ismael que también está soltero, en la casa dónde se crió. Tiene una segunda vivienda en Estella. Hoy se dedica a la casa y a una huerta que tienen y vive muy feliz.

Espero que os haya parecido interesante la vida de mi tía Tere y que hayáis aprendido nuevas palabras cómo: «Trébede», «Capachurro»…

12 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Marta el 8 marzo, 2014 , a las 23:42
    • Responder

    Yo sí que sé lo que es un trebede, porque en San Martín en casa de mi abuelo hay uno que antes lo usaban para poner las cacerolas en el fogón , pero la palabra «capachurro» es la primera vez que la oigo, le preguntas a ver cómo se juega.

      • Sonia el 10 marzo, 2014 , a las 21:52
      • Responder

      Vale, ya le preguntaré a ver cómo se juega y si nos parece entretenido ya jugaremos.

      Un saludo

  1. Como dices, yo ya he aprendido muuuuchas palabras nuevas. Es impresionante lo del machismo: los chicos en el campo o dando de comer a los animales y las chicas ayudando en las tareas domésticas. Mi madre dice que mi tía Tere era muy guapa, porque en esos tiempos, quién sabe…..

    Un abrazo de Alba.

    • gonzalo el 9 marzo, 2014 , a las 20:27
    • Responder

    ¡Qué palabra más rara: trébede!, nunca había oído hablar de esa palabra. Ha sido un artículo muy interesante.

  2. Mira por donde que mi abuela de parte de mi madre también se llamaba Tere. Qué palabras más raras como Capachurro o Trebede no sé ni yo si me acordaré de ellas.

    • irati el 10 marzo, 2014 , a las 18:39
    • Responder

    Sí que he aprendido muchas palabras que no tenía ni idea pero así ya sé alguna más. Me sorprende que todas las abuelas jugaban a las tabas.

    • ruben el 10 marzo, 2014 , a las 20:14
    • Responder

    Como dices, yo ya he aprendido muuuuchas palabras nuevas. Pero..¿por qué los chicos tenemos que estar en los campos y las chicas en las tareas domésticas?, tendría que probarse al revés.

    Un abrazo Rubén

    • Edurne el 11 marzo, 2014 , a las 20:34
    • Responder

    Yo nunca había oído las palabras “Trébede” y “Capachurro» . Yo ya he ido a casa de tu tía abuela Tere. Mi abuela también solía jugar a las Tabas.
    A mí también me impresiona que les enseñen esas cosas en el colegio.

    Un saludo.

    • Ariadna el 11 marzo, 2014 , a las 22:26
    • Responder

    Está muy bien aprender palabras nuevas y yo esto aprendiendo un montón con los artículos de las abuelas. Solo sabía que para lavar la ropa se iban al lavadero y allí la frotaban con jabón pero no sabía esos otros métodos. Antes las mujeres no podrían parar, hacer la comida, llevar la comida a los maridos, hacer la casa… Al contrario, los hombres iban al campo y con los animales, me parece muy injusto. Al principio, cuando conocí a tu tía Tere y tu tío Ismael pensaba que eran marido y mujer pero hace poco me enteré que no.

    Saludos.

    • sergio el 12 marzo, 2014 , a las 15:04
    • Responder

    No entiendo muy bien para qué después de lavar la ropa en el lavadero , volvían a echarle otra vez ceniza. Menuda tarea que tenían y todo sin un electrodoméstico siquiera Bueno claro si tenían que alumbrarse con un candil la electricidad llegara después..

    • Ainara el 12 marzo, 2014 , a las 16:32
    • Responder

    Yo creo que las familias de nuestras abuelas, tenían que haber repartido más las tareas domésticas y las del campo, porque en todos los artículos cuentan que las chicas hacían las tareas de casa y que los chicos se iban al campo.
    Me parece muy raro que tu tía-abuela empezase a trabajar a los 14 años, porque ahora por lo menos se empieza a los 20 o incluso más

    • Carla el 16 marzo, 2014 , a las 23:49
    • Responder

    Cuando he visto las palabras trébede y capachurro me he sorprendido,yo no sé cómo se juega, pero está muy bien aprenderse palabras nuevas. Me parece un poco raro empezar a trabajar a los catorce años. No pillo muy bien que les echaban cenizas a la ropa.
    Saludos,

    Carla

Responder a jon Cancelar la respuesta

Tu email nunca se publicará.