Dora, mi abuela de Galicia

Yayos y tíos

Mis abuelos y ti@s

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

MI abuela Dora

Mi abuela, por parte paterna, se llama Adoración Terrazo Garrido, aunque prefiere que le llamen Dora. Nació el 26 de septiembre de 1945 en Amiudal (Galicia). Sus padres se llamaban Camilo y Soledad y tuvieron dos hijas :la mayor se llama Otilia y la pequeña Adoración.

Mis bisabuelos vivían en Amiudal (un pueblo de la provincia de Orense que se encuentra en las faldas de la sierra del Suido). Preocedían de una familia humilde y trabajaban en el campo, también tenían animales (vacas, cerdos, gallinas conejos…)

Mi abuela estudió en la escuela rural de Amiudal. Su profesora se llamaba Amparo, empezó el colegio a los 4 años y estuvo hasta los 12 años. En su clase solo iban niñas y estudiaban con una enciclopedia que contenía todas las materia. Solo tenían una profesora que daba clase a las chicas; su marido, Don Joaquín, daba a los chicos. Utilizaban pizarras individuales ( no son las tablets) no tenían cuadernos de papel. En el recreo jugaban al pilla-pilla, al escondite y a la goma. Iban a la escuela solo por la mañana.

Cuando terminaban las clases ayudaba en casa : le daba de comer a las gallinas, subía y bajaba leña para la estufa, por las tardes se ocupaba de las vacas y por la noche calentaba agua que metían en botellas para irse a la cama, porque no tenían calefacción y tampoco luz eléctrica;  además dormían en colchones de lana de oveja mezclada con hojas de maíz. Les enseñaban las labores de casa. En aquella época no había chucherías ,los dulces que comían los hacían en casa.

A las fiestas de los pueblos vecinos iban caminando, las chicas por un lado y ellos por otro. Los chicos no podían bailar con ellas hasta pedir permiso a sus padres.

En sus vestimentas usaban faldas largas y blusas sin escote, no usaban pantalones, y los vestidos y blusas no podían ser sin mangas. Los domingos iban a misa y llevaban zapatos de charol y en la cabeza se ponían un pañuelo o mantilla. Durante la semana rezaban el rosario. Aprendió a nadar en el río y no conoció el mar hasta los 16 años. Llevó luto por la muerte de un amigo.

En aquellos años se casaban jóvenes, ella se casó a los 19 años, solo tuvo un novio que es mi abuelo Jesús González que tenía 21 años. Se casaron en la iglesia del pueblo,en la parroquia de Santiago Apóstol de Amiudal. Su vestido era largo en color blanco y con velo corto y manga larga. Comieron en la Villa de Ribadavia y fue un gran banquete con 110 invitados. Después de la boda como iban a emigrar a Alemania y tenían que coger el tren en Barcelona decidieron estar ahí una semana ( celebrando la luna de miel).

Mi abuelo ya tenia trabajo en la empresa Lufthansa ( en el aeropuerto de Frankfurt ) y mi abuela de ayudante de cocina en la Policlínica de Frankfurt.  Allí nacieron mi padre y mi tío Ramón. Vivieron 6 años y después se fueron a México D.F.  Allí tuvieron otros dos hijos: Ana y Camilo, que es el pequeño. En México trabajó solo en las labores de casa y allí vivieron hasta 1983 que regresaron al pueblo y pusieron una tienda de alimentación.

Ahora están jubilados los dos y mi abuela toca la pandereta en un grupo de «`pandereteiras» llamado «Ardelle o Eixo». Vive tranquila y disfruta de sus nietos que somos: Alberto y Adrián ( de mi tía Ana) , Raúl ( de mi tío Ramón) e Iranzu y yo. Nosotros le llamamos Yaya.

12 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Yo no conozco a tu abuela «Dora», pero parece majíííííííííííííísima. Qué extraño que durmieran en camas, que el colchón era de lana de oveja y de hojas de maíz. Qué nombre tan raro el de «Frankfurt»

    Un saludo de Alba.

    • aintzane el 10 marzo, 2014 , a las 21:26
    • Responder

    A mí me parece mal que separaran a las chicas de los chicos. Yo nunca había visto colchones de lana ni nunca me he tumbado en uno pero yo creo que son más cómodos los de ahora.

    Rubén ¿tú sabes cómo hacían los dulces en las casas?
    Saludos.

    • Sonia el 10 marzo, 2014 , a las 22:14
    • Responder

    Nunca había oído Abiudal. Se me hace muy extraño que se casara tan pronto tu abuela. ¡¡¡Cuánta gente tuvieron de invitados tu abuela y tu abuelo en su boda!!! Qué raro que durmieran en colchones de lana, seguramente no pasarían nada de frío, con lo que abriga la lana…

    Un saludo.

    • irati el 11 marzo, 2014 , a las 20:10
    • Responder

    A mí me parece mal que separaran los chicos con las chicas aunque a mi abuela María Jesús también les separaban.
    Un saludo, Irati

    • sergio el 12 marzo, 2014 , a las 15:20
    • Responder

    Además de trabajar desde muy joven veo que ha viajado mucho , primero en Alemania , luego México , pero al final ahora puede disfrutar un poco en su tierra y además está entretenida con el grupo de las panderetas.

    • Ariadna el 12 marzo, 2014 , a las 20:43
    • Responder

    Se me hace muy extraño que los chicos no pudiesen bailar con las chicas sin pedirle permiso a sus padres. Si fuese ellas me moriría de calor tanto llevar manga larga. La boda de tus abuelos sí que fue a lo grande, no como la de otras abuelas que sus bodas eran más humildes. Tu abuela ha visitado muchos sitios y seguro que ha podido disfrutar de muchos lugares especiales. Mis abuelos también tuvieron una tienda, yo te quería preguntar ¿Qué hicieron con la tienda cuando se jubilaron?

    Saludos.

    • Edurne el 12 marzo, 2014 , a las 21:12
    • Responder

    Qué mal lo tenían que pasar sin chucherías ¿No te parece? Me sorprende que tu abuela se casara tan pronto y ¡menudo banquete mas grande tuvo!
    Espero que a tu abuela le gustara viajar, porque ya viajó mucho. Se lo estará pasando genial tocando en un grupo la pandereta.

    Saludos

    • Marta el 13 marzo, 2014 , a las 14:56
    • Responder

    Sí que se llevaba antes «luto» cuando alguien de la familia se moría . Las mujeres iban vestidas de negro durante por lo menos un año y luego pasaban a «alivio luto » que quiere decir que ya podían ponerse algo con color lila
    No me parece bien porque la misma pena puedes tener aunque vayas vestida de verde..

    • gonzalo el 13 marzo, 2014 , a las 20:21
    • Responder

    A mí me parece el nombre Adoración un poco raro. Tu abuela se casó prontiiiiiisimo y tuvo una barbaridad de invitados ¡¡ciento diez !!

  2. Qué raro se me hace a mí tener un familiar o alguien de la calle que se llame Adoración. Tu abuela se casó muy joven. En varios artículos también me he fijado que las abuelas se casaban muy jóvenes

    • Ainara el 13 marzo, 2014 , a las 21:41
    • Responder

    A mí me parece que tu abuela es muy joven, pero también creo que tiene que ser una abuela muy maja y de poco renegar.
    Yo ya había oído llamar a una abuela «yaya», pero se me hace raro porque yo siempre les llamo abuela.
    Oye, si tu abuela se llama Adoración, ¿por qué le llamáis «Dora»?

    • Carla el 18 marzo, 2014 , a las 12:01
    • Responder

    Yo no conozco a tu abuela Dora pero ya la quisiera conocer.
    ¿ Por qué no le llamáis Adoración ?
    Es mi primera vez que escucho ese nombre, Amidual.
    Me ha encantado esta historia, también me parece muy interesante porque así conozco todos esos pueblos.
    Cuánto trabajaban antes, ¿ Verdad ?
    Saludos,

    Carla

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.