Mi tía-abuela Amparo

Mi tia abuela de joven

Mi tía abuela de joven

Mi tía Amparo es la hermana de mi abuelo Víctor.Es la más pequeña de los hermanos y nació en San Martín en 1934.

Cuando tenía cinco años fue a la escuela de San Martín y como en casi todas las escuelas de entonces las chicas estaban por un lado y los chicos por otro.Tuvo tres maestras , Doña Donatila , Doña Eddicta y Doña Primi. Entonces a todas se les llamaba «Doña» o «Don». Por ejemplo nosotros diríamos ahora «Doña Mari Carmen» !Qué raro suena!

Los jueves por la tarde tenían fiesta y los sábados por la mañana iban a la escuela. Aparte de aprender a sumar , restar etc, y la historia de España, les enseñaban a hacer labores (coser, vainicas, ganchillo )Así hasta los catorce años que ya se dejaba de ir a la escuela.

Al salir de clase tenían que ir a dar catecismo con el cura a una ermita que hay en el pueblo. Después ayudaba en casa en las tareas.Dice que ella casi nunca iba al campo a trabajar, que iban sus hermanos. Sí que solía trabajar en un huerto que se sembraba para tener verdura y legumbres y patatas para todo el año. Lo que más le gustaba era hacer labores y sobre todo «punto», es decir, hacer jersey para todos y calcetines de lana , cojines de ganchillo, bufandas etc.

Para divertirse, las chicas paseaban los domingos por la carretera y cuando era un ida especial había baile en el frontón con un acordeonista.

Dice mi tía que había algunos días más especiales como el de la noche de San Juan en la que los chicos les ponían a las chicas unos ramos de saúco en las puertas y ellas les hacían a los chicos natillas con la leche que habían ordeñado a las cabras del pueblo

Tenían que ir todos los días primero por la mañana a misa y por la tarde al rosario. En el mes de octubre salían a las cinco de la mañana con unas lámparas recorriendo el pueblo y rezando el rosario

A los treinta y dos años se casó con mi tío Andrés..Se casó de blanco en la iglesia de San Juan de Estella y luego se fueron de viaje de novios a Barcelona y Zaragoza en el tren.

Tuvo dos hijos y se dedicó a cuidar a su marido, a sus hijos y a sus suegros que vivían con ellos. Tenia una tienda en San Martín donde se vendía un poco de todo y entre su suegra y ella la atendían.

Ahora tiene setenta y nueve años y sigue atendiendo a su marido que está enfermo, a un hijo que ahora vive con ellos y a sus dos nietas que son la alegría de la casa…

12 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Rubén el 13 marzo, 2014 , a las 22:47
    • Responder

    Mi ABI (Abuela) solo tuvo una profesora que se llamaba la señorita Aurea, en su colegio también iban los chicos por un lado y las chicas por otro. Mi abuela algunas veces ayudaba en el campo.

    Un abrazo Rubén

    • gonzalo el 14 marzo, 2014 , a las 9:34
    • Responder

    Parece que todas nuestras abuelas y tías abuelas, han estudiado, se han divertido y han trabajado mucho en sus vidas. Antes vivían varias generaciones en la misma casa, qué jaleo, ¿no? Si yo ya riño mucho con mis hermanos, qué sería si viviese con abuelos y tíos….

    • aintzane el 15 marzo, 2014 , a las 17:25
    • Responder

    A mi me parece mal que tengan a las chicas separadas de los chicos. A mí los nombres de sus profesoras me parecen bastante raros ya que no los he oído en mi vida.
    Saludos.

    • Edurne el 16 marzo, 2014 , a las 22:19
    • Responder

    Qué interesante la vida de tu tía abuela, a mí no me parece nada bien que separasen a las chicas de los chicos. Más vale que tenían algún tiempo para divertirse. Mi abuela Mª Puy también se fue de viaje de novios a Zaragoza.

    Un saludo, Edurne.

    • Sonia el 19 marzo, 2014 , a las 22:19
    • Responder

    Me doy cuenta que casi todas las abuelas en la escuela además de hacer sumas, restas etc, también hacían ganchillo, pero tú has dicho que tu tía abuela también hacía «vainicas» yyyyy ¿Qué es eso?, es que nunca lo había oído. ¡Madre mía cuánto trabajo tiene tu abuela cuidando a su marido y a su hijo!

    Un saludo.

    • Ariadna el 20 marzo, 2014 , a las 15:36
    • Responder

    No sé por qué antes estaba tan mal visto que las chicas y los chicos fuesen al colegio juntos. Me hace mucha gracia el nombre de una de sus profesoras «Doña Edicta». Mi abuela también iba a pasear por la carretera con sus amigos, yo me aburriría mucho. Antes se notaba que eran muy religiosos, a las cinco de la mañana solo para rezar el rosario. Es una mujer muy fuerte si a los setenta y nueve años cuida de su marido y de un hijo.

    Saludos.

    • irati el 20 marzo, 2014 , a las 20:41
    • Responder

    Yo ya conozco a tu tía Amparo, es muy maja y siempre nos da algo.

  1. ¡Vaya! Siempre hacían clase los sábados y tenían fiesta los jueves por la tarde, se me hace rarísimo. Pero yo una cosa que no he entendido ha sido «vainicas» ¿qué es eso?.

    • Ainara el 25 marzo, 2014 , a las 19:47
    • Responder

    A mí me ha parecido que a tu tía-abuela Amparo no le ha tocado trabajar tanto como a nuestras abuelas, porque no iba al campo.
    Creo que tuvo una vida bastante interesante y buena. Espero que pronto su marido se recupere y ella pueda descansar porque tener que cuidarlo, también le cansará.

    • Alba el 27 marzo, 2014 , a las 23:23
    • Responder

    Muchas abuelas aparte de dar las clases normales, matemáticas lengua, etc, también aprendían a hacer ganchillo. Antes había mucho machismo ( las chicas por un lado y los chicos por otro) y así ha seguido la tradición, ahora pasa lo mismo, pero en vez de en el cole en las cuadrillas, los chicos van por una parte y las chicas por otra, que es lo que estamos intentando evitar.

    Un saludo.

    ALBA.

    • Marta el 28 marzo, 2014 , a las 16:32
    • Responder

    A mí sí que se me hace raro decir Doña Mari Carmen. Qué pereza me daría a mi levantarme en el mes de octubre a las cinco de la mañana para ir por el pueblo rezando el rosario.

    • Carla el 28 marzo, 2014 , a las 17:05
    • Responder

    En el colegio de mi abuela también iban los chicos separados de las chicas.No sé por qué
    igual era para no pelearse.
    Mi abuela tenía un catecismo en la escuela.
    Según me contó mi abuela un catecismo era parecido a la biblia.

    Saludos,

    Carla

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.