La vida de mi abuela Victoria

el día de la boda de mi abuela victoria y mi abuelo jesús

El día de la boda de mi abuela Victoria y mi abuelo Jesús

Mi abuela se llamaba Victoria. Nació en Murugarren alrededor del año 1911. Su padre se llamaba Eusebio y su madre Rosenda, eran 2 hermanos y 5 hermanas (contando a mi abuela) además de acoger a un niño de la inclusa (especie de orfanato). Mi abuela era de familia humilde. Los padres de mi abuela trabajaban en el campo y tenían 2 bueyes y 1 caballo que los tenían en un cubierto a lado de su casa (actualmente es la sidrería).

En Murugarren había un colegio y sus padres la llevaron a esa escuela, en esa escuela separaban a las chicas de los chicos. A la hora del recreo jugaban a la comba, a la china….

Cuando mi abuela cumplió 7 años hizo la comunión (antiguamente la comunión se hacía a esa edad)

Antes las mujeres vestían con faldas largas, vertidos, iban al campo con sombrero para no ponerse morenas, y a misa tenían que ir con mantilla, y las mangas de la camisa hasta las manos.  A mi abuela la llevaban al campo para ayudar a su hermano a recoger los fajos de trigo, a escardar el maíz, también iba al regadío a escardar patatas, a sembrar. Y en casa solía hacer la comida, planchar, coser…

En fiestas de Abárzuza mi abuela se encontró con mi abuelo (Jesús)  y después de estar un tiempo de novios se casaron. De viaje de novios se fueron a San Sebastián a por pescado para vender. Vi vivieron en Abárzuza donde tenían una tienda en la que vendían pescado y fruta.También tenían unos cuantos animales: 3 vacas las cuales no eran lecheras sino de carne y unos cuantos cerdos. Para coger leche mis abuelos  iban a casas en las que tenían vacas lecheras y les compraban la leche que dice mi padre  que era mejor que la de ahora.

Más tarde mi abuelo compró un coche y se dedicó a ser taxista, también fue alguacil de Abárzuza. Finalmente, quitaron la tienda porque no les salía rentable mantenerla. A los años a mi abuela le dio un infarto y murió en 1991.

9 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Edurne el 24 marzo, 2014 , a las 22:36
    • Responder

    Nunca había oído hablar del nombre Rosenda. Mi abuela también hizo la comunión con esa edad. Antes todos los viajes de nuestros abuelos eran por los alrededores y ahora cuanto más lejos mejor. Qué pena que muriera tan pronto y tú no la pudieras conocer.

    Saludos

    • Ariadna el 25 marzo, 2014 , a las 22:55
    • Responder

    Me parece fantástico que acogieran a un niño, además en esos tiempos que la gente no tenía mucho dinero. Mi abuela también hizo la comunión a los siete años. Yo me asaría si fuese ellas, con manga larga tenían que pasar un calor… Fue muy buena idea aprovechar el viaje de novios para conseguir pescado. Fue una pena que la pescadería no saliera rentable, seguro que ahora iba más gente a comprar.

    Saludos.

    • Rubén el 26 marzo, 2014 , a las 22:04
    • Responder

    Yo he pasado por Murugarren, mi ABI (abuela) nació más tarde, en la época de la república.
    El juego de la china a mí no me suena de nada. Yo hice la comunión con 8 años.
    Qué pena que tu abuela haya muerto de un infarto.

    Un abrazo Rubén

    • Sonia el 27 marzo, 2014 , a las 22:58
    • Responder

    ¡¡¡Qué pronto nació tu abuela!!! La mayoría de las abuelas nacieron hacía el año 1931, el año de la república, pero la tuya cuando surgió la república ya tenía 20 años ya tenía una cierta edad que comprendía lo que ocurría.

    Un saludo.

    • Alba el 27 marzo, 2014 , a las 23:32
    • Responder

    No muchos abuelos que contamos en los artículos suelen ser taxistas. A mi me parece muy joven para hacer la comunión a los 7 años, pero si era la costumbre de antes… Qué pronto nació tu abuela. Otra abuela también era de Murugarren: la abuela de Carla, igual se conocían.

    Un saludo.

    ALBA

    • gonzalo el 28 marzo, 2014 , a las 11:59
    • Responder

    Se me hace un poco raro que hicieran la comunión a esa edad. Mi abuelo antiguamente también trabajaba en el campo. Yo también soy familia numerosa pero no tan grande.

    • Marta el 28 marzo, 2014 , a las 16:42
    • Responder

    Qué curioso que se fuera hasta San Sebastián a por pescado para venderlo. Creo que ningún marido de nuestras abuelas fue taxista.

  1. Yo he pasado por Murugarren unas cuantas veces. Cuando la carretera estaba cortada había que pasar por Murugarren.

    • sergio el 2 abril, 2014 , a las 22:38
    • Responder

    ¡Qué bien que tu abuelo fuera taxista! , porque me imagino que en aquellos tiempos casi nadie tenía un coche en casa. Por lo menos la gente que tenía que ir a algún sitio ya sabían a quien llamar .

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.