El circo «Oreka»

Mi tía con Ager

La foto del periódico de mi tía Noemí con Ager

El día 15 de febrero, el día internacional del cáncer, A.D.A.N.O (Asociación de ayuda a niños oncológicos) ofreció una estupenda mañana para disfrutar aprendiendo con las actuaciones del circo OREKA: acrobacias, ejercicios aéreos, danzas, equilibrios, malabares, etc.

Oreka se creó en 1999 con la idea de ofrecer una formación integral en las artes circenses. Después de 12 años de intensos esfuerzos Oreka Zirko Eskola consiguió consolidarse como una de las principales propuestas formativas dentro del panorama circense español, junto a otras como Carampa (Madrid) o Rogelio Rivel (Barcelona) con las que participa como socio dentro de la «Federación Española de Formación Profesional en el Arte del Circo» (FEFPAC). Oreka zirko es una nave industrial situada en Orikain.

Os contaré el día tan estupendo que pasé:

Me levanté con muchas ganas de ir porque me hacía mucha ilusión participar en actividades circenses y además porque luego me iba a ir a dormir a casa de mis primos Ager y June. Me preparé muy rápido, pues teníamos que estar allí a las 10:45, aunque aún me sobró tiempo. Cuando estábamos cerca nos desorientamos un poco, porque no sabíamos exactamente dónde era, preguntamos a varias personas que nos guiaron y… por fin encontramos la nave. Yo me sorprendí mucho, la nave era enorme. Llegamos muy puntuales, y nos juntamos con Carla, una amiga de Sonia del campamento de Barrestown y estuvimos hablando con ella.

Al entrar en la sala me impresioné porque era muy grande, tenía lo necesario para hacer los malabarismos, trapecios, y los demás materiales para hacer acrobacias. Vino a Oreka la televisión y le quería entrevistar a mi madre, pero le daba mucha vergüenza y le entrevistaron a otra madre.  Iba pasando el tiempo y cada vez venía más gente, niños, etc, al final se llenó toda la sala. Nada más empezar Ana Saez, Carla Monreal, y Sonia Suberviola (mi hermana), nos leyeron un manifiesto que decía así:

«Los niños y niñas de todo el mundo tenemos poderes mágicos. Con ellos volamos por los castillos, damos vida a nuestros juguetes, viajamos a lugares que no existen y corremos batallas en las que solo hay ganadores.

Hay niños como nosotros que necesitan más estos poderes mágicos. Cada año 15.000 niños, adolescentes de Europa lo usan para correr una batalla que resulta no ser un juego. Para 3.000 niños, estos poderes no son suficientes y nos dejan. Su batalla es el cáncer infantil, la 1ª causa de muerte por enfermedad infantil de 1 a 14 años.

Los adultos también tenéis poderes mágicos. Medio millón de vosotros en toda Europa ya lo usasteis cuando erais pequeños contra el cáncer infantil. 150.000 sufrís hoy secuelas que afectan a vuestra vida cotidiana.

Con vuestros poderes nos habéis traído a este mundo, nos quitáis el miedo cuándo estamos asustados, nos convencéis de que podemos hacer cualquier cosa y nos ayudáis a ser mejores con los demás.

La nave del circo Oreka

La nave del circo Oreka

Por eso hoy los niños de este cole y de coles de toda España salimos al patio. Es el día Internacional del Niño con Cáncer y queremos pediros estos poderes a los niños y adolescentes con cáncer.

Tu ayuda tiene poderes mágicos para que cuando manifestemos síntoma de cáncer infantil, el doctor los detecte cuanto antes y sepa qué tiene que hacer.

Poderes mágicos para que padres, hermanos y el resto de la familia de los niños con cáncer sientan el apoyo de todos y se le pongan las cosas lo más fácil posible para superarlo.

Poderes mágicos para que en todos los países, niños y adolescentes tengamos acceso a los mejores tratamientos, vivamos donde vivamos.

Poderes mágicos para que se invierta más en investigaciones sobre los cánceres pediátricos y siga aumentando la supervivencia.

Poderes mágicos para que se estudien las secuelas de los niños y se cubran sus necesidades para que puedan seguir con su vida, que acaba de empezar.

Con todos estos poderes, los niños somos más niños, el cáncer es menos cáncer, y la vida es más vida ¡Gracias por darnos vuestra magia!»

Después de leer el manifiesto nos repartieron a cada niño/a una piruleta, pero nos dijeron que no la comeríamos en ese momento. Al cabo de 1 minuto hicimos un círculo y empezamos a hacer estiramientos para calentar y poder hacer las acrobacias bien. Los estiramientos era muy divertidos: uno consistía en levantarse corriendo en 1 segundo, otro de pegarle a tu compañero/a de al lado una bofetada en la cara, estirarle de la oreja a tu compañero/a, pero todo esto de broma.

Mientras estábamos haciendo los ejercicios vinieron mis primos Ager y June junto con su madre Noemí. A partir de ese momento estuvimos todo el rato jugando con mis primos. A Ager y a June les gustaba mucho un juego: ibas corriendo por una colchoneta y te ponían obstáculos, y luego te dabas una voltereta en una colchoneta. También jugamos con los aros, los cables, los malabares, etc. A mí me encantó el trapecio, creo que fue la «atracción» que más me gustó. Ya se hizo tarde para mis primos Ager y June y nos fuimos a comer a su casa de Orkoyen.

Al cabo de unos días fui al colegio y todos me dijeron que mi prima  había salido en el periódico en brazos de mi madre y de mi tía Noemí.

¿Habéis ido alguna vez a Orikain? ¿Conocías el circo Oreka? ¿Os gustaría hacer acrobacias?

12 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • sergio el 22 abril, 2014 , a las 23:02
    • Responder

    Yo nunca he estado en Orikain y tampoco sabia que habia un circo que es como una especie de colegio donde puedes aprender todas las artes circenses. Me encantaria hacer acrobacias y juegos malabares.

    • Sonia el 23 abril, 2014 , a las 12:02
    • Responder

    ¡Qué bien me lo pasé ese día en el circo Oreka! Fue muy divertido. Lo que más me gustó fue una bola dura y grande que había que subirse encima y andar. También me gustó andar por una cuerda de equilibrio aunque me hacía daño en los pies. Me encantó el manifiesto, no sé a quién se le ocurrió pero era muy bonito.

    Un saludo.

    • ruben el 25 abril, 2014 , a las 19:25
    • Responder

    Yo no sabía que existia esta escuela de circo. Algun día les diré a mis padre que me lleven para poder probar lo divertido de los juegos.
    Pero lo de las acrobacias no me gustan.

    Un abrazo, Rubén

    • Edurne el 26 abril, 2014 , a las 10:43
    • Responder

    Yo nunca había oído hablar del circo «Oreka». Seguro que os lo pasasteis genial haciendo acrobacias y juegos de bromas. A mí me encantaría hacer malabares y acrobacias. Yo pensaba que la de la foto era tu madre, la verdad es que se parecen un montón.

    Saludos

    • Marta el 26 abril, 2014 , a las 12:26
    • Responder

    Yo nunca he estado en Orikain y tampoco sabía que había un circo en Navarra donde enseñaban todas esas cosas. Me encantaría aprender a hacer acrobacias, malabares y muchas más cosas.

    • gonzalo el 26 abril, 2014 , a las 19:18
    • Responder

    Yo no he estado en ese circo pero me encantarará ir. Seguro que te lo pasaste genial en el circo OREKA.

    • Ainara el 27 abril, 2014 , a las 19:08
    • Responder

    Qué morro que tienes de haber ido a ese circo, porque según lo que nos cuentas debe de ser muy divertido y muy gracioso.
    Yo ya he ido muchas veces al circo y una vez contigo pero nunca he ido al circo Oreka.
    No he ido nunca a Orikain ni tampoco conocía este circo hasta ahora.
    A mí me parece que sí me gustaría hacer acrobacias, pero como nunca he hecho ninguna, no lo sé.

    • ariadna el 27 abril, 2014 , a las 21:51
    • Responder

    Yo nunca he ido a Orikain ni había oído hablar del circo «Oreka». La carta que leyó tu hermana junto con otras dos chicas es preciosa ¡Casi se me saltan las lágrimas mientras la leía! No me imaginaba que tantos niños/as sufren cáncer y que mueran tantos. Espero que pronto la medicina consiga hacer que el cáncer se haga más llevadero.

    Saludos.

  1. Yo nunca he ido a Orikain ni había oído hablar del circo Oreka. A mí me encanta hacer acrobacias.

    • aintzane el 28 abril, 2014 , a las 19:24
    • Responder

    Yo nunca había oído hablar del circo OREKA y nunca he estado en Orikain, a mí me encantaría hacer acrobacias pero no me gustaría trabajar de payasa en un circo ¿y a ti?
    Saludos.

    • irati el 26 mayo, 2014 , a las 17:55
    • Responder

    Yo nunca he ido al circo Oreka pero me encantaría ir.

    IRATI

    • Carla el 29 mayo, 2014 , a las 21:16
    • Responder

    Yo no he estado en el circo Oreka , pero he estado en otros y en el de Senda Viva.

    Saludos,

    Carla.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.