Erle berdea

KAMISHIBAI SOBRE LAS  ABEJAS

El trimestre pasado coincidiendo que estábamos estudiando las abejas hicimos en euskera un Kamishibai sobre las abejas. Un Kamishibai es una forma de contar historias que se originó en los templos budistas de Japón en el siglo XII, donde los monjes utilizaban emaki (Pergaminos que combinan imágenes con texto). Os quiero contar mi Kamishibai que se titula así:

La abeja verde

Érase una vez una abeja llamada María que vivía con su padre Gorka y su madre Ane en una colmena muy vieja. Eran pobres y no tenían lo qué comer. Las personas no iban a ese bosque y estaban muy solas.

Yo contando el Kamshibai

Yo contando el Kamshibai a los de Txabola

Un día Gorka se fue al pueblo a por comida pero solo encontró una margarita para poder libar el polen. La llevó a la colmena pero con eso no les dio ni para hacer un tarrito de miel.

María tuvo un hermanito llamado Iker y no tenían con qué alimentarlo. Su hermano nació de color verde y nadie quería jugar con él. Muy triste le dijo a su madre: las abejas y los abejorros no quieren jugar conmigo ¿qué hago?

Su madre le dijo que no les hiciera caso y que fuese a por polen. Fue la familia hasta el pueblo y se encontraron con muchas flores y cogieron mucho polen. Estuvieron dos días enteros sin parar y cuando llegaron al monte se pusieron muy contentos. Estaban todas las abejas esperándoles porque había llegado la primavera. Desde ese día tuvieron polen para toda su vida.

Este kamishibai se lo contamos a los chicos y chicas de Triku y Txabola y aquí os dejo la historia en euskera:

13 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • irati el 24 abril, 2014 , a las 11:23
    • Responder

    Qué cuento más bonito. Me ha encantado y qué largo es; el mío no es tan largo.

    • Carla el 24 abril, 2014 , a las 17:09
    • Responder

    Me parece que casi todas las abejas tienen nombre de persona. ¿ A ti no ?
    Si no tenían lo que comer es que no había flores ¿ No ?
    Menos mal que encontraron por lo menos una margarita.
    Si cada vez se suman más a un peor.

    Saludos,

    Carla

      • Edurne el 26 abril, 2014 , a las 17:03
      • Responder

      A mí también me parece eso. Claro, no había más flores y por eso no tenían lo qué comer.

      Saludos.

    • Sonia el 25 abril, 2014 , a las 11:55
    • Responder

    Yo lo que hago es ver el vídeo primero y luego leer la historia para ver si me he enterado, pero esta vez no me he enterado de mucho. Me gusta mucho como dibujas las abejas.

    Un saludo.

    • ruben el 25 abril, 2014 , a las 19:36
    • Responder

    Me gustó contar mi Kamishibai a los chicos de triku y txabola.
    Me gusta tu historia y sobre todo que aunque hay una abeja diferente no la tienen que dejar a un lado, sino estar con ella.

    Un abrazo, Rubén,

    • Marta el 26 abril, 2014 , a las 12:39
    • Responder

    ¿Por qué será que las personas siempre les ponemos nombres de personas a los animales de los cuentos? Me ha gustado mucho y menos mal que llegó la primavera y pudieron conseguir más polen .

    • gonzalo el 26 abril, 2014 , a las 19:02
    • Responder

    Qué pena que nadie quería jugar con Iker y que tampoco tenían para alimentarlo. Pero menos mal que cuando llegó la primavera pudieron coger polen para toda su vida.

    • Ainara el 27 abril, 2014 , a las 19:49
    • Responder

    Creo que tu cuento es muy chulo, pero hay que tener imaginación para creer eso, porque creo que es muy difícil que no haya ni una sola flor, porque aunque sea invierno en algún lugar siempre suele haber unas pocas flores.
    Me parece que te has esforzado bastante para hacer este Kamishibai tan chulo.

    • ariadna el 27 abril, 2014 , a las 22:21
    • Responder

    Es muy feo ver cuando una persona o animal es discriminado por los demás. En este cuento, el hermano de Gorka se parece a la abeja de mi cuento porque los dos son de diferente color que las demás abejas. Espero que leyendo este cuento a la gente se le quiten la ganas de discriminar solo por la apariencia.

    Saludos.

  1. El cuento es muy bonito pero es una pena que no pasara nadie por el bosque para darles comida.

    • aintzane el 28 abril, 2014 , a las 19:40
    • Responder

    Qué historia más bonita, menos mal que al final encontraron polen para alimentarse, a mí me parece muy mal que los niños no jugaran con Iker porque era de color verde.
    Saludos.

    • Alba el 30 abril, 2014 , a las 11:28
    • Responder

    A mí me parece muy mal que por ser una persona, animal, etc, diferente no le tengan que dejar solo/a. Pero este cuento sirve para aprender eso. Esta historia tiene una muy buena moraleja. Menos mal que encontraron una margarita eeeeh….

    Un saludo.

    ALBA

    • sergio el 4 mayo, 2014 , a las 22:10
    • Responder

    Me parece un cuento muy bonito , nos enseña que aunque no todos seamos iguales es bueno ser distintos y cada uno de una manera y no por eso hay que despreciar al que no es como nosotros .

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.