El kamishibai «El picotazo maldito»

Hola de nuevo, os voy a contar el kamishibai que hice en euskera relacionado con el proyecto de las abejas sos. Me lo pasé muy  bien haciéndolo.

El kamishibai es una técnica de contar cuentos. Antes los abuelos o abuelas japoneses iban a los pueblos a contar cuentos a los niños/as y les formulaban preguntas respecto al cuento y a los días iban los abuelos/as al pueblo y los niños/as les respondían las preguntas.

El kamishibai que nos hemos inventado cada alumno/a de Pixela, se lo hemos contado a los alumnos y alumnas de Txabola y Triku.  Ahora os voy a contar el kamishibai que me inventé yo:

EL PICOTAZO MALDITO

Una tarde de verano las amigas de Clara (Ane, María, Irene e Irati) fueron al parque. Estaban jugando al pilla-pilla cuando de repente…. le picó a Irati una abeja. Empezó a chillar y sus amigas le preguntaron:

-¿Qué te pasa?

-¡Me ha picado una abeja, ay, ay, ay, ay!- respondió llorando Irati. Sus amigas llamaron a la ambulancia. Vino corriendo, la montaron en una camilla y se la llevaron al hospital a que le viese el médico. Sus amigas llamaron a su madre. Corriendo y alarmada fue al hospital a verla.

Yo contándole el kamishibai a lo0s de la txabola

Yo contándole el kamishibai a los de la txabola

No le pasaba nada, pero tenía que tomar pastillas para que se le bajase el hinchazón

Le mandaron a casa y alegres y contentas se fueron a casa. No podía salir con sus amigas ni salir al parque, así que se quedó en el sofá. Sus amigas fueron a ver cómo estaba. Le llevaron muchos regalos: ropa, revistas, libros, chuches, etc……

Cuando volvieron al colegio, Irati le contó a la profesora lo ocurrido,  y empezaron a estudiar sobre las abejas: las danzas, qué comen, su miel, etc…

Al tiempo volvieron a jugar al parque y se encontró Irati  con una abeja, era la abeja Maia que le dijo:

-¡Lo siento, era una de las obreras de mi colmena la que te había picado. Ella pensaba que eras una flor y…….!

– Tranquila, no pasa nada- le contestó Irati. Y tranquilas y contentas jugaron todas juntas.

¿Habéis contado alguna vez un kamishibai? ¿Os gustaría? ¿Y habéis escuchado alguna vez un kamishibai?

Y aquí os dejo un vídeo de mi kamishibai :

12 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Carla el 24 abril, 2014 , a las 16:38
    • Responder

    Pobre Irati. A mí también me picó una abeja, en el cuello. Qué morro tenía de que le fuesen a visitar sus amigos.
    Pobre abeja, Maia tuvo que ir a decírselo, pero también está bien. Qué suerte tuvo Irati de que la abeja que le picó y esa misma abeja era de la colmena de Maia.
    Yo sí he contado un kamishibai, ya lo leerás cuando lo publiquen. A mí me gustó mucho hacerlo.
    Este es el 5º o 4º kamishibai que he visto.

    Saludossss

    Carla.

    • Sonia el 25 abril, 2014 , a las 12:13
    • Responder

    Yo sí que he contado un kamishibai y me encanta, sobe todo aprender nuevas palabras relacionadas con el kamishibai. Pobre de Irati, a mí ya me ha picado una abeja y pica un montón.

    Un saludo.

    • ruben el 25 abril, 2014 , a las 19:48
    • Responder

    Qué mala suerte que le picara, a mi hermana también le picó una vez en la planta del pie y se le hinchó muchísimo, mi madre le puso hielo y una crema para las picaduras y estuvo un día sin poder pisar bien

    Un abrazo Rubén.

    • gonzalo el 26 abril, 2014 , a las 18:47
    • Responder

    A mi padre ya le ha picado alguna vez una abeja y se le ha hinchado la mano pero él no tenía que tomar pastillas.

    • Ainara el 27 abril, 2014 , a las 20:24
    • Responder

    Pronto me he dado cuenta que tu historia es muy parecida a la mía porque en mi historia también una abeja le pica a una niña y van al hospital.
    También me he dado cuenta que has contado que estudiaban en clase a las abejas y cosas que hacen las abejas, y es justamente lo que hicimos nosotr@s en la escuela.

    • ariadna el 27 abril, 2014 , a las 22:45
    • Responder

    Si que he hecho alguna vez un kamishibai y también he escuchado algunos. Qué bonito que sus amigas le trajeran regalos a Clara cuando estaba mala y triste ¡Qué casualidad! Ella, como nosotros, estudia a las abejas ja, ja, ja. Me parece fenomenal que perdonara a la abeja obrera de Maia por haberle picado sin querer.

    Saludos.

    • Edurne el 28 abril, 2014 , a las 11:02
    • Responder

    ¡ Qué pena que le picara la abeja a Irati!. Qué bien que la abeja se vaya a disculpar. La verdad es que sí que era un picotazo maldito.
    Yo sí que he contado un Kamishibai y también he escuchado alguno. Yo creo que mereció la pena hacer este trabajo ya que ha quedado muy bonito.

    Saludos

    • sergio el 28 abril, 2014 , a las 14:25
    • Responder

    A mí nunca me ha picado ninguna abeja pero tiene que hacer bastante daño , lo malo es si eres alérgico a la picadura y tienes que ir corriendo a un hospital para que te pongan una inyección contra la picadura . Me ha gustado mucho la idea de los kamishibais y lo pasamos muy bien .

  1. Qué bonito tu cuento, qué bien que todo acabe bien cuando la abeja Maia le había pedido disculpas. A mi me picó una abeja en la oreja y se me puso tremenda de la picadura.

    • aintzane el 28 abril, 2014 , a las 19:53
    • Responder

    Qué historia tan interesante, más vale que Irati se curó porque si no sería muy triste la historia ¿no crees?
    Saludos.

    • Marta el 28 abril, 2014 , a las 21:42
    • Responder

    Me parece un poco exagerado llamar a la ambulancia por una picadura de abeja pero bueno, ya sabemos que en los cuenntos puede pasar cualquier cosa porque la imaginación es libre.

  2. Gracias por poner un personaje de mi nombre pero…¿quién soy yo?

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.