Los ladrones de miel

 El 5 de noviembre de 2013 empezamos el kamishibai de euskera y os lo voy a contar en castellano para que lo entendáis.

Kamishibai significa “drama de papel”. En Japón los señores mayores se lo contaban a los niños pequeños para entretenerlos y cuando  se iban, los niños esperaban a que volvieran para poder responder las preguntas del kamishibai.

yo contando el kamishibai

yo contando el kamishibai

Mi kamishibai es este y os lo voy a contar:

LOS LADRONES DE MIEL

Un día muchos niños fueron al parque a jugar a fútbol y de pronto uno pegó una patada al balón y le dio a un panal de abejas. todas las abejas salieron. 

Los niños corrieron y se encontraron una cabaña vieja donde se refugiaron. Cuando las abejas se fueron al panal los niños salieron.

Al rato las abejas salieron a por polen y los niños aprovecharon y cogieron toda la miel del panal. Las abejas regresaron y al ver que no había miel  se echaron a llorar.

Los niños repartieron la miel entre dos de ellos. Un niño llamado Carlos se arrepintió y fue donde se encontraba el otro niño y se pelearon por la miel, Carlos ganó y les llevó la miel a las abejas.

El niño les dijo a las abejas que podían hacer el panal en su casa.”

10 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • irati el 27 abril, 2014 , a las 19:49
    • Responder

    Pobres abejas que les quitaban miel los ladrones cada dos por tres.

    IRATI

    • Ainara el 28 abril, 2014 , a las 10:59
    • Responder

    Creo que has escrito un buen cuento, porque eso de robar miel a las abejas ocurre en la realidad pero lo único que cambia es que el ladrón de miel es el oso y no los niños.
    Qué pobres abejas que se han quedado sin miel, aunque al final les han devuelto la miel y encima les han dejado un nuevo lugar donde vivir.

    • Alba el 28 abril, 2014 , a las 11:04
    • Responder

    Me parece fatal que los niños robaran la miel a las abejas ya que ellos son los que las han molestado golpeándolas con el balón. Carlos hizo fenomenal arrepintiéndose, devolviéndoles la miel y además ofreciéndoles su casa para que construyeran su panal. Carlos ya se ha dado cuenta del error que ha hecho y espero que el otro niño haga lo mismo.

    Saludos.

  1. Qué bonito tu cuento sobre Carlos que ayudaba a las abejas. Es muy divertido este kamishibai sobre las abejas.

    • aintzane el 28 abril, 2014 , a las 20:13
    • Responder

    A mí me parece muy bien lo que hace Carlos porque las abejas se han tenido que esforzar para obtener la miel.
    Saludos.

    • Marta el 28 abril, 2014 , a las 21:58
    • Responder

    Me parece muy mal cómo se portaron esos niños, menos mal que a Carlos se le ocurrió devolverle a las abejas la miel porque después de todo lo que habían trabajado, para ellas es muy importante tener una reserva para alimentarse.

    • Edurne el 30 abril, 2014 , a las 11:37
    • Responder

    Qué bien que Carlos les dejara hacer el panal en su casa. Más vale que ganó Carlos, porque si no, las abejas se habrían quedado sin miel. El título tiene mucho que ver con el cuento. Qué malos eran todos los niños menos Carlos.

    Un saludo

  2. Me ha gustado mucho tu cuento, como el de los demás de nuestra clase.
    Me gustó también cómo lo contaste y menos mal que devolvió la miel a las abejas.

    Un abrazo, Rubén

  3. No me parece bien que los niños les quitaran la miel a las abejas. A mí me encanta la miel, pero de todas formas no lo haría. Aunque los apicultores es eso lo que hacen, coger la miel de los panales a las abejas. Me gusta mucho el gesto que tuvo Carlos hacia las abejas.

    Un saludo.

    • Carla el 1 junio, 2014 , a las 11:24
    • Responder

    Pobres abejas, cuanto tuvieron que sufrir con ese balonazo. Los niños se portaron muy mal con las abejas, si hicierann eso en todos los panales a ver quien daría la miel.
    Menos mal que las abejas no se lo tomaron tan mal como yo pensaba.
    Menos mal que el niño Carlos pensó a ver si lo había hecho mal.

    Saludos,

    Carla

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.