En el pantano de Alloz

El pantano de Alloz

El pantano de Alloz

El día 22 de abril fui con mis padres y mi hermano al pantano de Alloz. Fue improvisado, hacía mucho tiempo que no habíamos ido. El pantano de Alloz está al lado de un camping, el camping de Lerate que se llama «Aritzaleku» y la dueña del camping, (Marta) es amiga de mi madre. Allá será donde nos alojaremos durante la semana de la vela.

Entramos en el bar a tomar un café y  David y yo nos cogimos una bolsa de pelotazos. Marta, nos dejó pasar a ver el camping y además nos dio un plano y nos enseñó dónde vamos a dormir durante nuestra semana de vela. También me dijo que vamos a ir 7 escuelas rurales y dos colegios. Entramos en el camping y lo primero que vimos fueron bungalows, casetas y caravanas. Hay parcelas que se alquilan para que las personas que tienen caravana la dejen allí. Otras personas alquilan el bungalow o la caravana bien para pasar allá el fin de semana, o para celebrar algo, o para estar de vacaciones…

Continuamos andando y había unos bungalows en frente de otros, pero esos eran del camping ya que estaban adosados formando una gran V.  Enseguida al mirar en el mapa, nos dimos cuenta de que los bungalows de en frente eran…¡ dónde íbamos a dormir en la semana de la vela! Probamos a ver si teníamos suerte y estaban abiertos para poder verlos por dentro, y la tuvimos, porque 1 de los 3 (el D1) estaba abierto y pudimos entrar. Me di cuenta de que no eran como nos dijeron los anteriores alumnos que estuvieron. Ellos decían que cabían 4 personas en cada bungalow y caben 24 (mucha diferencia de lo que nos contaban). Seguimos andando por unos largos caminos de piedras rodeados de parcelas en alquiler como las que os he hablado antes, y al fin llegamos al pantano de Alloz.

Estuvimos un rato viendo las diferentes embarcaciones. A mí lo que más me extrañó fue que la mayoría de embarcaciones estaban en el agua excepto las de la vela. ¿No os parece extraño? Cuando ya habíamos visto todo, nos marchamos a un lugar del camping que estaba rodeado de árboles porque había una tirolina (la novedad del camping) y un sitio en el que tenías que hacer un recorrido por formado por barras de equilibrio y  puentes movedizos que colgaban de unas plataformas que habían puesto en los árboles.

Yo en la tirolina

Yo en la tirolina

Había también unas tablas de colores en forma de círculos que mientras pasabas se tambaleaban, unas maderas unidas por uno de sus extremos, cuerdas que colgaban de otra cuerda más gruesa que había que pasar por ellas con un solo pie, otras cuerdas en forma de tela de araña que se movían de un lado para otro cuando ibas escalando por ellas, dos cuerdas que se cruzaban una con la otra en en el medio y parecían las de los trapecistas  solo que esta solo dependía de una cuerda, y, por último estaba la tirolina que consistía en un aro enganchado en una cuerda que colgaba de otra muy dura para que no te caigas y había que sentarse en el aro y con impulso te lanzabas, te chocabas contra un muelle y retrocedías un poco hacia atrás para chocarte con el otro árbol.

Después de dar muchas vueltas y tirarnos repetidas veces por la tirolina ya que fue lo que más nos gustó, continuamos por el camino por poco rato porque ya habíamos recorrido el camping. Salimos y lo último que hicimos allí fue descansar bajo la sombra de un roble mientras veíamos jugar a un niño con su padre a pádel.  Volvimos a casa y yo me fui con mis amigas a jugar.

12 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Qué morro tienes de haber ido al pantano de Alloz, yo un día voy a ir a un pantano que está trabajando mi padre,la verdad que no me acuerdo cómo se llama. Me parece que si vamos algún otro/a al pantano de Alloz nos lo vamos a pasar como tú de bien.

    Saludosssssss,

    Carla

    • Rubén el 2 mayo, 2014 , a las 22:02
    • Responder

    Yo ya he ido al Pantano de Alloz pero nunca me he montado en una tirolina y menos en el Pantano de Alloz, pero sí h comido con mi familia, porque mi hermana de fue de excursión.

    Un abrazo Rubén

  2. Como ya te lo conoces todo ya nos contarás , pero parece que te ha gustado y me imagino que lo vamos a pasar muy bien la semana que vayamos a vela .Por lo que dices tienen que ser unos bungalow muy grandes para caber 24 personas . Bueno , ya veremos .

    • aintzane el 3 mayo, 2014 , a las 15:04
    • Responder

    Yo una vez me monté en la tirolina de la fiesta del valle de Ibiricu ya que Amancai (una amiga) me invitó.
    Yo he estado muchas veces en el pantano de Alloz pero solo he estado bañándome en el pantano.
    Saludos.

    • Edurne el 3 mayo, 2014 , a las 16:17
    • Responder

    Qué bien te lo tuviste que pasar, con todas esas cosas. Yo ya estoy deseando que llegue la semana de La Vela para ir allí, a jugar con las tirolinas etc…. Qué suerte que vieras donde íbamos a dormir etc… Cuando vayamos a la vela tú nos sabrás explicar muy bien donde vamos a dormir, donde están las tirolinas etc…

    Saludos

  3. Qué suerte tienes que ya sabes donde vamos a dormir y todo y ya sé que te tiraste por una tirolína.

    • sergio el 6 mayo, 2014 , a las 20:56
    • Responder

    Yo sí que he estado alguna vez en el pantano de Alloz y ya tengo ganas de que llegue la semana de la vela. Seguro que lo vamos a pasar muy bien y como tú ya te lo conoces todo, ya nos irás enseñando.

    • Ariadna el 6 mayo, 2014 , a las 22:57
    • Responder

    ¡Estoy muy ansiosa por ir a la vela! No me imaginaba que cupiesen tantas camas en los bungalows. Seguro que nos lo pasamos fenomenal con esas atracciones que cuentas. Yo ya me he montado en una tirolina como esa. Igual por ser tu amiga de la jefa del camping tenemos algunas ventajas, ji, ji, ji. Solo faltan unas semanas…

    Saludos.

  4. Yo ya he ido alguna vez al pantano a pescar. A mí me gustaría mucho volver a ir al pantano.

    • Sonia el 10 mayo, 2014 , a las 12:43
    • Responder

    ¡Qué ganas tengo de ir a la semana de la vela! Yo pensaba que no iban a caber tantas personas en un bungalow. ¡Me encanta tirarme por tirolinas! Espero que nos dejen tirarnos por la tirolina en la semana de la vela.

    Un saludo.

  5. A mí el pantano de Alloz me encanta porque el agua a veces está super caliente, también me gusta porque hay mogollón de peces y los puedes coger.

    • Alba el 13 junio, 2014 , a las 17:14
    • Responder

    Yo he ido muchas veces al pantano de Alloz y una vez también al cámping. Me encantaría tirarme por esa tirolina, parece que está muy bien.

    Un saludo de Alba

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.