Una noche por Eraul

Después de cenar las de la izquierda de la mesa

Después de cenar las de la izquierda de la mesa

El viernes pasado, Alba, Carla, Aintzane, Edurne, Irati, Marta y yo quedamos en el recreo para ir ese día a cenar a la pizzería «La Panpinela» que es la pizzería de Eraul junto con Sara y Miriam (dos amigas de Estella y Pamplona)

Al salir del colegio les preguntamos a nuestros padres y nos dejaron por lo que Edurne llamó a la pizzería para encargar una cena a las 9.

A las 7:30 fuimos andando hacía Eraul con linternas por si a la vuelta nos hacían falta  ya que íbamos a volver andando. Por el camino estábamos hablando con el móvil de Sara para no aburrirnos. También íbamos viendo las granjas y los panales de las abejas de Jose Ignacio, el apicultor al que entrevistamos cuando hicimos el proyecto «SOS abejas».

Al llegar nos dijeron cual era ¡nuestra mesa y nos sentamos a esperar a Aintzane y Miriam que iban a venir en coche. Como eran más de las 9 y no habían llegado pedimos nuestras pizzas. Eran muy grandes así que yo compartí la pizza con Edurne y la elegimos de jamón y queso.

Al rato llegó Miriam y tuvo que pedir una pizza para ella sola ya que no tenía con quien compartir. Mientras esperábamos a que nos trajesen las pizzas nos estábamos sacando fotos para que nuestras madres las viesen y para el artículo. Al rato llegó Aintzane y  ya nos habíamos comido casi todo, pero como no teníamos más hambre y Aintzane tenía mucha, le dimos unos cuantos trozos. Al acabar de comer las pizzas, pedimos el postre que fueron helados. Yo pedí uno de limón.

Carla, Sara e Irati

Carla, Sara e Irati

Mientras comíamos los helados estábamos haciendo las cuentas para ver cuánto teníamos que pagar porque habíamos pagado todas lo nuestro y faltaba un euro así que lo cogimos del dinero que teníamos guardado de fiestas, que es de todas.

Cuando ya acabamos los helados decidimos volver a Eraul porque no queríamos ir aún a Abárzuza, pero como no sabíamos qué hacer decidimos ir a casa así que llamamos a nuestras madres para que viniesen con los coches a recogernos. Mientras, fuimos andando un poco para ir yendo hacia donde ellas.

Nos encontramos con unos abuelos de Eraul y estuvimos hablado con ellos mientras esperábamos a las madres. Al final llegó Lidia, (la madre de Carla) con el coche, y Miriam, Irati, Carla y yo fuimos con ella y las demás esperaron un rato más a que viniese la hermana de Aintzane.

Cuando llegamos a Abárzuza cada una se fue a su casa porque ya era muy tarde.

10 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Alba el 16 septiembre, 2014 , a las 8:10
    • Responder

    Yo me lo pasé en grande esa noche. Las pizzas estaban muy buenas, salvo los trozos de tomate que no nos gustaron. Con las cuentas nos hicimos mucho lío, ya que somos pequeñas para calcular cuanto dinero había que pagar cada una.

    Un saludo de Alba

    • Rubén el 16 septiembre, 2014 , a las 13:58
    • Responder

    Nunca había oído esa pizerría , pero parece que la comida era muy rica y que os lo pasasteis todas muy bien. Creo que no lo olvidaréis.

    Un abrazo, Rubén

    • Carla el 16 septiembre, 2014 , a las 15:14
    • Responder

    Fue un día muy guay. Tenemos que volver a repetirlo. Las pizzas estaban super buenas y el borde estaba tostado.
    Saludos,

    Carla.

    • irati el 16 septiembre, 2014 , a las 15:48
    • Responder

    Me lo pasé genial en la pizzería aunque las pizzas tenían trozos de tomate, pero no pasa nada ¡me lo pasé genial!

    • Ion el 17 septiembre, 2014 , a las 15:40
    • Responder

    Yo nunca había ido a la pizzería de Eraul pero sí he comido pizza. Un abrazo, Ion.

    • DANIEL GANUZA el 18 septiembre, 2014 , a las 17:20
    • Responder

    Yo sí he estado en la pizzería, pero no me gustan. Un saludo,

    Daniel

  1. Esa noche me lo pasé muy bien, ya había estado otras veces con mis amigas en la pizzería y la verdad es que todas las pizzas están buenísimas. La que más me gusta a mí es la de jamón y queso como las que pedimos.

    • Edurne el 22 septiembre, 2014 , a las 12:21
    • Responder

    A mí me gustó mucho la pizza de jamón y queso aunque no me gustaron los tropiezos de tomate. Me gustaría mucho volver aunque yo ya había ido con Marta, con Irati y con mis padres y sus amigos. Más vale que yo compartí pizza contigo porque si no yo no me la hubiese terminado.

    Saludos, Edurne

    • Aintzane el 30 septiembre, 2014 , a las 17:48
    • Responder

    Qué bien me lo pasé ¡genial! Me acuerdo de cuando nos asustamos de un señor y nos fuimos corriendo al pueblo de Eraul.
    Tenemos que repetir el año que viene, las pizzas estaban de rechupete.
    Saludos.

    • gonzalo el 18 octubre, 2014 , a las 11:21
    • Responder

    ¡Qué bien os lo tuvisteis que pasar ese día en Eraul! ¡Qué mala suerte la de Aintzane que llegó al final del todo!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.