Mis vacaciones en el cámping Santa Helena

e9082a40a65e701b11104ebb145dd54a

El día 28 de julio a la hora de cenar se me ocurrió llamar a mis tíos Jose Luis  y Arrate para decirles a ver si podía ir con ellos a un cámping que está en  Mutriku ,(el cámping se llama Santa Helena), mis tíos me dijeron que sí y que iban a venir a por mí el día 1 de agosto.

Al día siguiente empecé a hacer la maleta, metí ropa para una semana como me dijo mi tía. Iba a estar más tiempo pero como tienen una lavadora pues lavamos ahí la ropa y no hay problema.

Pasaron los días y me di cuenta de que había llegado el día así que me levanté de la cama y me vestí con unos leggins blancos con estrellas negras, una camiseta gris con flores azules y unas zapatillas rojas. Bajé mi maleta a la entrada y me puse a desayunar. Después me tumbé un rato en la butaca para esperar a mis tíos hasta que sonó el timbre abrí y…. ¡Eran ellos!  entraron en casa y nos saludamos, mi padre le dijo a mi tío: -Vamos al regadío para que te dé unas patatas, algún calabacín, pimientos y pepinos.

Cuando volvieron del regadío nos pusimos rumbo a Mutriku. El viaje duró 2 horas pero a mí se me hizo super corto. Y en menos de lo que canta un gallo ya vimos un cartel en el que ponía:  «Bienvenido a Mutriku». Salimos del pueblo y paramos en un bar que se llama «Txalaparta»,  compramos una barra de pan para cenar, después seguimos  nuestro viaje que consistía en subir un puerto cerca del «Txalaparta».

Llegamos al cámping y mis tíos me dijeron que mis amigas andaban por ahí y que si quería que fuera a buscarlas. Salí de la parcela. me dirigí al ba, y por el camino me encontré con Jone (que es una amiga que me hice ahí  hace dos años), nos saludamos y me fijé en una chica nueva que se llamaba Araya y que tenía dos hermanos: el mediano de once años llamado Aratz  y el mayor era un chico que no  lo conocía pero que se llamaba Yabar y tenía 16 años. Le pregunté a Jone a ver quien era esa niña y me explicó que era una niña de Eibar que tenía 9 años.

En ese momento nos encontramos con mi vecino que se llama Kepa, me sorprendí mucho al verlo y en lo primero que me fijé fue en sus orejas y en que llevaba gorra. Os preguntaréis por qué me fijé en sus orejas ¿no? pues me fijé porque se había hecho dilataciones (agujeros en las orejas)

la playa de saturraran

la playa de saturraran

Estuvimos jugando por el cámping hasta que llegó la hora de cenar. Fui a la caravana de  mis tíos y lo que me dieron de comer fue una tortilla de patatas con cebolla y pimiento verde, ¡¡¡mmm.qué rica estaba!!! Después de cenar vinieron  a llamarme Araya y Jone y nos fuimos al bar con los demás niños, estuvimos un rato jugando a cartas, a un juego que se llama churruski y a la escoba. Yo no sabía jugar pero Araya me enseñó. Nos aburrimos de jugar a cartas y dijo Quepa:

-¿jugamos al escondite?  A todos nos gustó la idea y para elegir al que se la para hicimos «chinito salva», esto se trata de que el primero que diga «chinito salva» elige a otra persona y ese elige a otra así hasta que solo quede  1 persona y esa se la para, en este caso me la paré yo. Llegaron las doce y nos fuimos cada uno a su caravana a dormir.

A la mañana siguiente mi tía me despertó para preguntarme se quería  ir a Eibar con ella a hacer compras y le dije que sí. Desayunamos las dos y nos fuimos a comprar al supermercado de Eroski y cuando salimos mi tía me dijo a verr si quería ir al Corte Inglés a comprar algunas ropas y yo le dije que sí. En lo primero que me fijé fue en una camiseta azul de manga media,  a mí me gustó mucho y a mi tía también. Ella me dijo:

-Vamos al probador y te la pruebas. Me la probé y me estaba un poco grande pero nos dio igual, seguimos mirando y vimos un jersey gris con mangas blancas con flores y con agujeros, este jersey también es de manga media y también me estaba algo grande pero como me gustó mucho, lo compramos. También compramos unos leggins de flores y una pantaloneta o short vaquero.

Llegamos al cámping, comimos, fui a llamar a mi amiga Araya y a Jone y ellas me dijeron:

-¿Quieres venir con los chicos a la piscina de Mutriku andando? Yo les dije que tenía que preguntarles a mis tíos  ellas me acompañaron y mis tíos me dejaron así que cogí una mochila y metí  la toalla y las gafas de bucear y la merienda (un bocadillo de chorizo).

Llegamos a la piscina donde me picó un tabano. Nos quitamos la ropa y…¡¡al agua de cabeza!!. Después de estar un rato nadando fui a tirarme y como esta piscina es natural, esto quiere decir que de donde nos tiramos hay mucha altura hasta llegar al agua, me caí de culo en el bordillo, reboté y me caí de plancha al agua. Me hice mucho daño y además de eso, al ir a la toalla me pegué con una piedra en el pie y el dedo del pie se me quedó morado.

La piscina de Mutriku

La piscina de Mutriku

Menos mal que en ese momento llegaron mis tíos para subir al cámping. Cuando me iba  Araya me dijo: -¿Puedo subir contigo? Y nosotros le dijimos que sí.

Después de subir al camping y darnos una buena ducha fui a ver si alguno/a iba a salir pero estaban todos/as cenando. Esa noche después de cenar fui al bar y me encontré con Araya y dos chicos alemanes a los que mi amiga les estaba saludando en ingles porque no entendían castellano. Les dijimos que vinieran a conocer a nuestros amigos  para que jugasen con nosotros al escondite. Nos presentamos y ellos también, uno se llamaba Aliocha que tenia 11 años y el otro se llamaba Yegion pero le llamábamos Fagot  porque era más fácil.

Al día siguiente me desperté bastante tarde y me llevé una sorpresa… ¡Estaba mi prima Ainara con su marido Iñaki y su hija Yune! Les saludé muy contenta y bajamos a la playa todos menos mis tíos (mi prima, Iñaki yo y Yune)  Fuimos a Saturraran que es la playa e hicimos un castillo de arena con un hoyo enorme en el que me metí yo.

Pasaron los días volando hasta que llegó el día 24 y mi tía me despertó a las 9:0. estaba muy emocionada porque iba a ir a Abárzuza aunque a la vez muy apenada porque me lo estaba pasando genial y el tiempo no me di cuenta que pasaba rápido. Después de vestirme y desayunar me fui a despedir de Josefi y Andrés (unos amigos de mis tíos) y  Andrés me  dio cuatro euros, le di las gracias y me fui a despedir de mis amigas/os. De allí  nos fuimos camino a Abárzuza porque teníamos comida con la familia en el bar  Dulanz.

piscina nueva de Mutriku

piscina nueva de Mutriku

Llegué al pueblo y vi un montón de coches  y coches que seguían llegando. Entré a mi casa y había muchísima gente,  saludé a mi primo Telmo del que me acordaba mucho y le dije:

-A la mitad de la gente que hay aquí no conozco.

Después de una larga espera a mi prima Jone fuimos al Dulanz a comer. Nos dieron la carta de la comida y yo pedí gorrín asado, después de la comida llegó la carta del postre y yo elegí tarta de tiramisú, mi primo Telmo helado de chocolate y mi prima Jone sandía. Cuando nos trajeron el postre me fijé en la sandía de Jone ¡Eran bolas redondas! Al caboo de un rato nos dieron cinco euros para ir al bar de los jubilados a compararnos alguna chuche.  Jone se gastó su parte pero Telmo y yo no porque íbamos a subir a Iranzu y nos lo queríamos gastar allí. Finalizamos el día en Iranzu y después todos nos fuimos a nuestras casas.

¿Habéis ido alguna vez a un cámping?

10 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • daniel el 26 septiembre, 2014 , a las 10:42

    Yo fui dos veces de cámping con mi padre pero no me acuerdo donde estaba. También recuerdo que había una piscina porque me bañaba mucho.

    • Rubén el 26 septiembre, 2014 , a las 20:11

    Yo nunca he oído el nombre de Mutriku y de Santa Helena, tampoco he estado en caravanas, solo he visto.
    He estado en una playa que es la de San Sebastián y de todas maneras no me gustan.
    No suelo ver muchos tábanos, de las pocas veces han sido en fútbol el año pasado.

    Un abrazo, Rubén

    • Ion el 27 septiembre, 2014 , a las 12:06

    Yo nunca he ido de vacaciones a un cámping. A ver si voy .

    Un beso

    • Carla el 27 septiembre, 2014 , a las 13:36

    Casi estuviste un mes, «morruda», me parece que te llevas bien con todos/as.
    Qué bonita es la playa. La piscina es gigante, con tanta piscina y tanto mar tenías que ir todos los días a bañarte a una de las dos partes. Yo he estado en el cámping de Acedo.

    Saludos,

    Carla.

    • irati el 27 septiembre, 2014 , a las 16:47

    ¡Qué bien te lo tuviste que pasar pero qué largo es el articulo!.
    Y cuando te tiraron del tambor ¡qué miedo tuviste que pasar!.

    • Edurne el 28 septiembre, 2014 , a las 18:26

    Como veo, te lo has pasado genial con tus tíos, yo he ido a muchos cámping pero nunca he ido al de Mutriku. Yo ya sabía muchas cosas del cámping ya que cuando viniste nos contaste más de la mitad de las cosas. No pasa nada de que te perdieras las fiestas ya que las fiestas son todos los años.

    Un saludo, Edurne

    • gonzalo el 29 septiembre, 2014 , a las 18:18

    ¡Qué suerte tienes! Yo si voy de vacaciones o de cámping voy una semana, tú casi fuiste cuatro. Yo he estado una vez en un cámping de Santander.

    • Marta el 29 septiembre, 2014 , a las 21:17

    Yo sí que he estado alguna vez en un cámping pero no tantos días como estuviste tú. Qué bien te lo pasaste en el cámping con tus tíos y con todos tus amigos/as. Yo este año no he estado de cámping.

    • Ainara el 30 septiembre, 2014 , a las 18:06

    Yo he estado en ese cámping cuando fui a Eibar con mis primas Amaia y Leire y con mis tíos Elena y Andoni a pasar unos días en su casa ya que ellos viven en Eibar.
    Nunca he ido a pasar unos días a un cámping, bueno, en la vela sí pero no era cámping cámping, porque íbamos con las escuelas rurales y en lugar de tiendas estábamos en unos bungalows de 28 personas.
    Me encantaría poder ir algún día a uno con mi familia.

    • Alba el 11 diciembre, 2014 , a las 19:56

    ¡¡Qué bien te lo tuviste que pasar en Mutriku!! Yo he ido muchas veces a un cámping. Nunca he estado en Mutriku, ni en el cámping de Santa Helena. Qué nombre más peculiar el del bar: «Txalaparta». A mí me gusta mucho ir a cámping. La piscina nueva de Mutriku es muy bonita, vaya, eso parece en la foto.

    Un saludo, Alba

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.