Día del pastor

El pastor y su perro de madera

El pastor y su perro de madera

El domingo día doce de octubre  se celebró en Eulate el Día del pastor. Eulate es un pueblo del valle de Amescóa Alta (está al lado de San Martín, el pueblo de mi madre)

Como en todo el valle hay muchas familias que se dedican a esto y tienen rebaños de ovejas, cada dos años los de Eulate deciden reunir a todos los pastores para que  un día expongan sus productos.

Ese fin de semana nosotros lo pasamos en San Martin  así  que el domingo por la mañana  mi tía, mi prima, mi madre y yo  decidimos ira Eulate. Nada más llegar ya vimos que  había mucha gente porque los coches estaban aparcados hasta la salida del pueblo. Este año como el tiempo estaba un poco revuelto y parecía que iba a hacer frío y que iba a llover, por si acaso se instaló una gran carpa en la plaza.

Nada más bajarnos del coche ya nos llegaba el olorcillo a costillas de cordero asado y a chistorra. Nos fuimos acercando hacia la plaza y lo primero que vimos fue un señor con una motosierra haciendo figuras de madera, había hecho un pastor, un perro y estaba haciendo unos hongos, ¡¡Qué chulas le quedaron todas las figuras!! Luego esas figuras junto con unos quesos se sorteaban con unos boletos que se compraban en los puestos.

Seguimos hacia adelante y nos encontramos los puestos, había uno en el que hacía talos y los vendían con chocolate, chistorra o queso  que les metían dentro del talo que se quedaba caliente y el chocolate se deshacía y estaba muy bueno. Seguían los puestos,  el segundo era de información turística, había muchos folletos de cada pueblo de Améscoa y excursiones que se pueden hacer por todo el valle. Ibamos pasando por todos los puestos y haciendo alguna foto. Los siguientes puestos ya eran de venta de quesos que cada pastor había preparado a su manera. Algunos habían puesto utensilios que se utilizaban mucho antiguamente,  acompañados con unas cestas con setas y hongos, otros tenían figuras y fotos antiguas. También había puestos en los que se vendían pinchos de queso.

Un poco más adelante vimos un puesto donde estaban haciendo » mondejo» que es una especie de morcilla negra pero sin arroz, como la que hacen en Guipúzcoa, solo tenia cebolla y puerro. La gente compraba un pincho y se les oía decir que estaba muy buena.

Instrumentos antiguos del pastor

Instrumentos antiguos del pastor

En el siguiente estaba un pastor con  un puesto vendiendo, y su hijo con  una olla muy grande enseñando cómo se iba haciendo la leche de oveja y para luego preparar el queso. Tambien había varias barreras  con ovejas y corderos de la raza «latxa«. Uno de los pastores enseñaba óomo se esquilaban a las ovejas con  tijeras de metal, mientras ella estaba quieta en el suelo tumbada.

En cada puesto de venta de queso se podía probar un poco. Aunque todos los pastores tengan a sus ovejas en la misma zona todos los quesos tienen distinto sabor, unos son un poco más fuertes y otros un poco más suaves. Y para que te entre mejor el queso, los talos…había un puesto donde se vendía sidra natural «buenísima». El último era un puesto de pintxos de chuletillas de oveja asada allí mismo en la brasa en una barbacoa muy grande. Mi madre nos compró una para que probáramos y la verdad es que estaba muy buena.

Luego nos bajamos al frontón que está cubierto y estaban alí  los puestos de bisutería, muñecos de tela, madera tallada, pastas, cremas, aceites naturales, uno muy bonito donde se hacían pulseras y collares con un hilo muy fino y con aguja y para los más pequeños había un rocodromo donde se entretenían y les daban plastilina para que no se aburrieran,  otro puesto  que lo llevaban  dos chicas en el que hacían bolsos, botes, carteras, gorros, bufandas…con un  tipo de lana especial.

En otro puesto un señor y una señora hacían calcetines con lana de oveja, el señor enseñaba cómo se cardaba la lana y luego la señora la iba preparando para luego con unas agujas empezar a  hacer otros calcetines

Después de darnos una vuelta por todos los puestos volvimos a la plaza porque a la un era el sorteo de varios quesos y de las figuras de madera. Mientras en otro sitio habia recorridos en Seway y en los columpios escalada por una pared con arnés y todo lo necesario para no caerte.

Por todas las calles del pueblo iba la txaranga  animando el ambiente y así se iba pasando la mañana. Como en el sorteo no nos había tocado nada y ya eran las dos de la tarde y teníamos mucha hambre,  nos fuimos para San Martín a comer a casa de mi abuelo. ¡¡Qué rapido se me  habia pasado la mañana!!!

Después de comer me fui con mi tio a recoger nueces y luego volvi a Abarzuza.

¿Habéis estado alguna vez en Eulate en el día del pastor?   ¿Sabíais lo qué es el «mondejo»?

9 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Rubén el 28 octubre, 2014 , a las 20:51
    • Responder

    Yo creo que nunca he estado en Eulate y en el día del pastor yo creo que menos.
    No sabía que era el modelo hasta ahora, por la foto del perro y el pastor no me perece haber visto otro tan bien hecho. Espero que te lo hayas pasado muy bien.

    Un abrazo Rubén

    • Carla el 31 octubre, 2014 , a las 19:18
    • Responder

    Yo nunca he estado en Eluate pero me gustaría estar. Yo no sabía lo qué era mondejo pero alguna vez me parece que he visto algo parecido. Qué día más divertido, en el rocódromo, etc.

    Saludos,

    Carla

    • Ion el 31 octubre, 2014 , a las 21:27
    • Responder

    Es verdad que te lo pasaste muy bien en Eulate. Igual voy un día con mi madre y mi padre. Yo no sabía qué era el mondejo además lo has explicado muy bien. Yo no he ido al día del pastor en Eulate en mi vida.

    • irati el 3 noviembre, 2014 , a las 14:01
    • Responder

    Cuántos puestos había, yo nunca he estado en Eulate pero me encantaría ir. No sé que es mondejo, esa palabra es muy rara.

    • Edurne el 3 noviembre, 2014 , a las 15:16
    • Responder

    Yo nunca he estado en el día del pastor en Eulate. Aunque en Eulate ya he estado. Como veo, ese día te lo pasaste genial. Yo no sabía lo que era el «Mondejo», aunque ahora ya lo sé, a mí seguro que no me gusta, ya que no me gusta ni el puerro ni la cebolla.

    Un saludo, Edurne

    • Ainara el 3 noviembre, 2014 , a las 23:33
    • Responder

    Qué suerte que tienes de tener el abuelo en San Martí, porque lo tienes mas fácil para ir al dia del pastor, para ir a Urbasa, para ir a las fiestas de los pueblos de cerca…
    Yo creo que sí he estado en Eulate, pero no he estado en el día del pastor nunca.
    No sé lo que es el mondejo, aunque seguro que no me gusta, porque no me gusta ni la morcilla ni el relleno que son parecidos.

    • Daniel el 4 noviembre, 2014 , a las 22:12
    • Responder

    Yo tengo una amiga que su padre es pastor.

    Un saludo,
    Daniel

    • Aintzane el 11 noviembre, 2014 , a las 20:18
    • Responder

    Yo si que he estado en Eulate pero el día del pastor no, yo no sé lo que es mondejo, a mí me han sorprendido las estatuas de madera que hizo el señor.
    Saludos.

    • Alba el 14 noviembre, 2014 , a las 12:06
    • Responder

    Yo nunca he estado en el día del pastor, ni tampoco en Eulate. ¡¡Qué bien te lo tuviste que pasar!! Qué bonita es la figura del pastor junto a su perro. Yo no sabía lo que era el «mondejo», pero ahora ya lo sé. Creo que no me gustaría el «mondejo»

    Un saludo de Alba

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.