Día de los Árboles Viejos

yo midiendo el árbol

yo midiendo el árbol

El día 23 de noviembre (domingo),mi madre, mi hermana, una amiga de mi madre (Eli) y yo, fuimos a catalogar árboles viejos con la Asociación  Amigos de los Árboles Viejos.

Esta asociación está formada por: la presidenta, un vicepresidente, dos secretarias (una de ellas Ana Urtasun, la tía de Naroa y Andrea) un tesorero y por último, un vocal. En esta excursión nos acompañó la presidenta (Susana). La asociación se fundó en 2005. Su objetivo es proteger, conservar, estudiar e informarnos a cerca de los árboles viejos y singulares de Navarra y su biodiversidad.

Visitamos el robledal de  Etxarri Aranaz, para catalogar robles típicos de la zona: Quercus Robur (roble común) y Quercus Petraea (roble albar).

Las características fundamentales en las que nos tenemos que fijar para identificar un árbol viejo son las siguientes: sus ramas y su tronco son huecos. En la mayoría habitan larvas porque necesitan para vivir corteza descompuesta (podrida). Tienen especies de hongos y algunas especies de líquenes que solo viven en la corteza rugosa de los árboles viejos.

Los robles típicos de esta zona, se utilizaban para el carbón y vendían la madera para hacer barcos. Además de utilizar los árboles para obtener madera, forraje, leña…se utilizaban para marcar territorios, para celebrar bodas, un bautizo, un nacimiento…

yo en el árbol que se podía pasar por medio

yo en el árbol que se podía pasar por medio

Yo me quedé sorprendida al ver la cantidad de helechos, musgo, líquenes, hiedras, etc. que vivían entre las ramas. ¡¡Parecía un árbol de Navidad! En este robledal existe mucha fauna: murcielagos de bosque, arañas, larvas, pájaros carpinteros, pero nosotras solo vimos telas de arañas.

El árbol tiene cinco partes: tronco, copa, duramen, albura y corteza. Por la albura circula la savia. A veces, a las hayas que no dejan crecer al roble, se les hace dos cortes en forma de anillo distanciados entre sí. Se pela la corteza y la albura que hay entre esos dos anillos. Con esto se consigue que el árbol (el haya) no se alimente de la savia y se vaya muriendo poco a poco.

Ahora os explicaré el día tan estupendo que pasamos:

El domingo me levanté con muy pocas ganas de ir, aunque luego me animé y a las 08:45 salimos de Abárzuza con Eli. Habíamos quedado a las 09:30 en el cámping de Etxarri.  Nosotras llegamos a las 09:20 y nos cambiamos las zapatillas deportivas por las botas de monte. Al rato llegó la gente, y a las diez ya estábamos todos. Emprendimos el camino y a los cinco minutos nos encontramos con un árbol de una forma muy original ¡¡A mí me encantó!! Medimos el árbol: su diámetro con un metro, su altura con un aparato que no logramos averiguar el nombre y un gps para ubicar el sitio exacto del árbol. Yo lo medí y me salió que medía ¡16 m! de altura.

Sonia en el árbol hueco

Sonia en el árbol hueco

Con los datos obtenidos rellenamos una ficha y seguimos el camino. Al avanzar vimos un árbol de lo más peculiar: era un árbol partido en dos. Nos sacamos una foto y seguimos el camino que Susana nos indicaba. En el suelo había flora muy diversa: helechos, musgo, trepadoras (hiedra) y muchas, muchas hojas ¡Parecía una alfombra colorida!   ¡Qué paisaje más bonito!  Vimos muuuuuchos árboles: a uno le cayó un rayo y sus ramas cayeron al suelo incluso algunas salieron despedidas a 20 metros del tronco. Otro tenía un hueco en el tronco. Otro estaba rodeado de hayas. Y el último era un árbol tan viejo, tan viejo… ¡que solo estaba el tronco y estaba hueco por dentro!. Pero claro… ¡No nos paramos en todos porque si no!…. ¿Sabéis cual fue el roble que más me gustó? El que tenía un…..¡Túnel pasadizo!

Después de tanto paseo y árbol… hicimos un juego: «El yoga de los árboles». Aprendimos el crecimiento de los árboles:  primero levantamos los brazos, (crecimiento inicial) a continuación abrimos los brazos en cruz (crecimiento de las ramas) y por último… ¡Claro las raíces se tienen que extender para sujetar el peso del árbol!, entonces abrimos las piernas y… ¡Nos convertimos en árboles viejos!

¿Habéis estado alguna vez en Etxarri? ¿Conocíais la asociación de los Árboles Viejos? ¿Habéis ido alguna vez a esta excursión? ¿Os gustó? ¿Os gustaría ir?

11 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Ainara el 5 diciembre, 2014 , a las 11:14
    • Responder

    Yo no sabía que existía esta asociación, ni cómo mataban a las hayas y la verdad es que es bastante interesante.
    He estado muchas veces en Etxarri, pero nunca para unas excursión con esa asociación aunque tampoco me importa mucho no haber ido porque como los árboles no se mueven, los puedo ver cuando quiera.
    A mí también me ha gustado mucho el árbol del túnel pasadizo que sales tú en la foto, y también el hueco en el que sale Sonia.

    • Edurne el 6 diciembre, 2014 , a las 14:49
    • Responder

    Yo he ido muchas veces a Etxarri, pero nunca había oído hablar de la asociación Arboles Viejos y menos aun que Ana Urtasun fuera la secretaria. A mí muchas veces me pasa lo de que no quiero ir a algún sitio y luego no suelo querer volver. Me gustaría mucho ir a esa excursión ya que nunca he ido.

    Un saludo, Edurne

    • Carla el 6 diciembre, 2014 , a las 16:36
    • Responder

    Yo he visto el árbol milenario de la encina de Eraul. Yo he pasado por Etxari pero no he estado. Me gustaría medir el árbol. ¡Qué guay tuvo que ser ese día!

    Saludos,

    Carla

    • Rubén el 6 diciembre, 2014 , a las 18:47
    • Responder

    Yo nunca he estado en Etxarri o por lo menos que yo recuerde. No conocía esa asociación. Parece que es muy bonito el paisaje y que los árboles son grandes. Espero que te lo pasaras muy bien.

    Un abrazo, Rubén

    • irati el 7 diciembre, 2014 , a las 13:22
    • Responder

    Qué bien te lo tuviste que pasar en los árboles viejos, a mi me encantaría ir. El árbol que más me ha gustado es el que se puede pasar por medio.

    • Marta el 8 diciembre, 2014 , a las 12:55
    • Responder

    Yo no he estado nunca en Etxarri ni tampoco conocía la asociación de Arboles Viejos. Tampoco he ido nunca a esa excursión pero sí que me gustaría ir y ver unos cuantos de los árboles viejos porque la verdad es que seria divertido ver la forma de cada árbol uno con un túnel pasadizo, otro el árbol hueco y así con cada forma del árbol.

    Un saludo, Marta

    • ion el 9 diciembre, 2014 , a las 13:45
    • Responder

    Sí que hay gente en ese club, Alba, y además me has dejado con la boca abierta de las cosas que has puesto que yo no sabía.

    Un saludo, Ion.

    • Aintzane el 9 diciembre, 2014 , a las 22:23
    • Responder

    Yo sí que e estado en Etxarri pero no conocía la asociación árboles viejos pero me parece genial que hayan hecho esta asociación y me encantaría hacer esta excursión y catalogar los árboles.
    Saludos.

    • Daniel el 10 diciembre, 2014 , a las 19:55
    • Responder

    Pero mira que había gente en el club. Yo nunca he estado en Etxarri pero he pasado muchas veces por ahí. No conocía la asociación de las Árboles viejos. Nunca he ido a esa excursión y no me gustaría ir.

    Un saludo,
    Daniel

    • gonzalo el 10 diciembre, 2014 , a las 21:49
    • Responder

    Es muy interesante, a mi me gustaría mucho ir pero si quiero ir a ver árboles viejos me voy con mi padre al monte. No sabia que existía esa asociación.

  1. Parece interesantísimo. Me encantaría ir a ver los árboles viejos
    Un saludo, Unai

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.