24 de diciembre

Olentzero en el frontón

Olentzero en el frontón

El 24 de diciembre fue un día muy completo. En Abárzuza ese día se celebraba el «koskari». Es una tradición, en la que los niños recorren el pueblo pidiendo cosas por las casas. Antiguamente se recogía: manzanas, nueces, huevos etc. Ahora normalmente se recoge o bolsas de chucherías o dinero.

Ese día habíamos quedado a las 10:00 de la mañana todas las amigas cerca de casa de Irati para comenzar juntas el recorrido por el pueblo  pidiendo «Koskari». En algunas casas antes de que nos diesen nada les teníamos que cantar un villancico, así poco a poco las bolsas que llevábamos se nos fueron llenando de chucherías.

Como no hacia mucho frío y había salido el sol la mañana se nos pasó muy muy rápida y llegamos hasta la carretera de Arizala, después de ya haber ido más o menos a todas las casas y haber  llenado cada una una bolsa bien grande o dos nos despedimos y nos fuimos para nuestras casas muy contentas. Yo me fui a mi casa y después de comer,  preparar las cosas y cargarlas en el coche  nos fuimos para San Martín porque íbamos a pasar allí la Nochebuena.

A las ocho de la tarde iba a venir el Olentzero, y para las seis la gente ya había salido a comenzar a preparar la fiesta, unos hacían las castañas, otros preparaban un caldo  y mi tío y yo habíamos preparado una sorpresa. Un pony enano que tenemos lo habíamos domado y le pusimos un carro, el Olentzero metió  los regalos que iba a repartir entre todos los niños y niñas que se habían portado bien.

Poco a poco ya llegaron las ocho de la tarde y bajaba el Olentzero montado  en el caballo desde la sierra  y el pony  con el carro lleno de regalos detrás.  Fué al frontón, saludó a todo el mundo, nos dijo que le cantáramos una canción y así lo hicimos. Se sentó en una paca de paja y mientras la gente comía castañas y se tomaba un caldo el Olentzero iba llamando a todos para entregarles su regalo y un balón. A mí me llamó dos veces. Cuando ya había terminado de entregar todos los regalos se despidió de todos y  se volvió a la sierrra. Yo me fui a mi casa a abrir los regalos,  eran: Una sudadera de «adidas»  y un juego de mesa.

Ya eran casi las diez y nos fuimos a casa de mi abuelo que era donde íbamos a celebrar la Nochebuena todos juntos. Cuando llegamos estaba ya la mesa puesta y habían llegado mis tíos y mis primas.  Después de comer de todo un poco, porque todo estaba muy bueno casi no nos quedaba sitio para el postre. Recogimos la mesa y estuvimos jugando un rato al bingo, aunque siempre ganaba mi hermano. Así sin darnos cuenta se nos hizo la una y media de la mañana. Como ya todos estábamos cansados cada uno se fue para su casa.

Ya se había pasado la Nochebuena pero todavía nos quedaban muchos días de vacaciones.

10 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Me lo pasé muy bien en el koskari y por la noche aún más porque estuvimos todos los de la cuadrilla.

    • Ainara el 15 enero, 2015 , a las 16:45
    • Responder

    ¡Qué guay tiene que ser el Olentzero en San Martín! En Abárzuza también va al frontón, pero ni reparte regalos a los niños ni preparan un caldo, solo preparan castañas que además no se quedaron del todo hechas.
    Yo me lo pasé muy bien en el koskari y además recogimos muchas chuches, yo aun no me he acabado todas.
    El pony pequeño que llevasteis tu tío y tú tiene pinta de ser muy mono.

    • gonzalo el 15 enero, 2015 , a las 21:04
    • Responder

    Yo en el koskari estaba malo pero bien abrigado salí. Llené la bolsa y me fui a casa como vosotras. Yo nunca he estado en San Martín el 24 de diciembre pero me gustaría mucho ir.

    • Rubén el 15 enero, 2015 , a las 21:26
    • Responder

    Yo no fui al Koskari pero nunca suelo ir, de los últimos años ninguna vez. Pero ese día no pensé en salir de casa porque estuve con mi familia, aunque no mucho porque estaban en el bar.
    Espero que te lo pasaras muy bien.

    Un abrazo de Rubén

    • Carla el 15 enero, 2015 , a las 21:51
    • Responder

    A mí el Olentzero me trajo muchas cosas como: Dos libros, ropa, pulseras, un collar, un jersey de la hípica Acedo, una taza también de la hípica, un mini babby, etc.
    Yo ese día cené en casa de mi tía Coqui, estaba super rica la cena.

    Saludos,

    Carla

    • irati el 15 enero, 2015 , a las 22:06
    • Responder

    El Olentzero de Abárzuza también viene con un pony. Yo también cené con mi familia y cené unas cosas muy muy ricas.

    Un saludo, Irati.

    • Edurne el 16 enero, 2015 , a las 13:26
    • Responder

    Yo en el koskari me lo pasé genial. ¡¡ Qué suerte que en San Martín hagan caldo!! Aquí solo hacen castañas asadas. Nosotras en el Olentzero bailamos unos bailes de Euskal Dantza. ¡Qué pena que tú no estuvieras, pero por lo que veo, en San Martín también te lo pasaste super bien.

    Un saludo, Edurne.

    • Daniel el 21 enero, 2015 , a las 13:27
    • Responder

    Qué suerte tuviste de que el Olentzero te dé dos regalos.

    Un saludo,
    Daniel

    • unai el 23 enero, 2015 , a las 11:00
    • Responder

    Yo no fui al koskari, no sabía ni que había, ni lo qué era ni dónde era.
    Un saludo, Unai

    • Aintzane el 21 febrero, 2015 , a las 17:28
    • Responder

    Yo en el «Koskari» recogí un montón de chuches. A mí el Olentzero me trajo un pijama, unas zapatillas de casa, unas botas, una colonia y unos pantalones vaqueros.
    Qué suerte tuvo tu hermano de ganar todas las partidas del bingo.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.