Sumita corazón

Durante este mes algunos de nuestros artículos estarán dedicados a mujeres peruanas que con su labor están cambiando el mundo, a mí me ha tocado hablar de Amalia Suaña Coila:

Fue ganadora del  » Premio integración 2013″ , en Perú, es una profesora ejemplar con 24 años, con su esfuerzo y vocación ha enseñado en su país que todo es posible. Ella piensa que lo niños uros ( poblaciones de los uros del lago Titicaca )merecen tener una educación antes de que llegue el día de comenzar la primaria. Este lugar que está formado por 60 islas en el lago titicaca está exactamente a 5 km del puerto de Puno. Cuando llueve las casas casi se desmoronan y hay que trabajar mucho para reconstruirlas.

Amalia Suaña y algunos de sus alumnos

Amalia Suaña y algunos de sus alumnos

La mayoría de la gente no sabe español, sino quechua o aymara, cuando llega el invierno hay gente que muere por el intenso frío.

Amalia Suaña pensó que había que cambiar muchas cosas y que había que mejorar la calidad de la educación. Ella llama a su escuelita » su nido » , son dos pequeñas casas amarillas patito, cuadradas con ventanas de vidrio, puertas de madera y techos de calamina ( uralita ) y llaman poderosamente la atención en el paisaje.

Todos los lunes desde hace 4 años los niños pequeños pueden asistir a la escuelita para aprender  las vocales, a sumar y restar, a armar rompecabezas y a cantar canciones alegres. Tiene 36 niños en la escuela. El nombre del cole es » Sumita Corazón » que significa » bonito corazón «

¿Os ha sorprendido esta chica? ¿Os gustaría ser como ella?

10 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • daniel el 27 marzo, 2015 , a las 0:10
    • Responder

    Me ha sorprendido esa chica y me encantaría ser como ella.

    Un saludo,
    Daniel

    • unai el 27 marzo, 2015 , a las 11:18
    • Responder

    ¡Qué maja es Amalia!, crear una escuela para el disfrute de los niños y sin pagar
    Un saludo, Unai

  1. Rubén, es verdad que Amalia es muy buena con los niños a los que les enseñaba. Además me ha sorprendido mucho esta mujer. Yo voy a trabajar en la fábrica de mi padre.

    Un saludo de Ion.

    • irati el 27 marzo, 2015 , a las 11:22
    • Responder

    Me parece genial que coja esa chica a chicos y chicas para enseñarles cosas, a mi también me encantaría hacer eso, ir a un pueblo un poco pobre y hacer una escuela.

    Un saludo, Irati.

    • Ainara el 27 marzo, 2015 , a las 11:27
    • Responder

    ¡Que buena que es Amalia! La verdad es que hay que ser muy buena persona y ayudar a los demás para conseguir hacer una escuela en una isla. A mi me parece que esa mujer ha hecho un buen trabajo porque la educación es muy importante para los niños pequeños. A mi me encantaría ser como ella y poder ayudar a las personas sin que me den nada a cambio porque creo que todos deberíamos ayudarnos mutuamente.

    • Marta el 27 marzo, 2015 , a las 11:36
    • Responder

    A mí esta chica me ha sorprendido un montón. ¡Cómo se ha esforzado! y gracias a ella 36 niños de esa zona pueden aprender las vocales, los números, sumar, restar…
    Me parece muy bonito ese nombre para esa chica ya que tiene un buen corazón.

    Un saludo, Marta

    • Edurne el 27 marzo, 2015 , a las 11:42
    • Responder

    Yo ya había oído hablar alguna vez sobre Amalia Suaña y sobre el colegio Sumita Corazón. A mi me parece muy bien lo que ha hecho esta chica y no me extraña que le den el Premio de Integración 2013. A mi si me gustaría ser tan buena como ella.

    Un saludo, Edurne

    • gonzalo el 27 marzo, 2015 , a las 11:44
    • Responder

    Tuvo que trabajar mucho para conseguir eso. Me parece que fue muy amable con todos.

    • Alba el 27 marzo, 2015 , a las 11:44
    • Responder

    A mí me parece una chica muy trabajadora y muy amable. A mi si me gustaría ser como ella. El nombre de «Sumita corazón» me gusta mucho. A mi me encantaría hablar quechua, porque me gusta hablar distintos idiomas.

    Un saludo de Alba

    • Carla el 27 marzo, 2015 , a las 11:54
    • Responder

    Qué amable es. Yo creo que es una buena profesora. Yo pensaba que no tenía ningún premio.

    Saludos,

    Carla

Responder a unai Cancelar la respuesta

Tu email nunca se publicará.