He empezado a montar a caballo

El Olentzero me regaló 4 clases para montar a caballo, los Reyes Magos 3 y en mi cumpleaños me regalaron otras tres. A mí me gustan mucho los caballos y me ilusioné mucho. Las clases son en la Hípica de Acedo. Os voy a contar las cinco primeras clases:

Yo encima de Perlita

Yo encima de Perlita

El primer día (19 de diciembre) estaba muy nerviosa. Ese día me acompañó Carla. Cuando llegamos, fuimos a donde estaba mi profesora, Ascen. Ella me dijo que iba a montar a «Perlita» que es un poni de color blanco muy bonita.

Ascen me enseñó a ponerle la cabezada, a limpiarle, a ponerle la silla … Cuando terminé de limpiarle  fuimos a una cuadra que estaba a cubierto. Me fijé en que había letras en la pared. Sirven para hacer diagonales, círculos, etc.

Me monté en Perlita y empecé a ir al paso. Luego, mi profesora, me dijo que iría dando saltitos encima de la silla. Esto me sirve para ir al trote levantado. Luego me dijo que empezara a ir al trote. También aprendí a hacer diagonales y círculos. Cuando ya quedaban 5 minutos me dijo que diera la  «vuelta al mundo»  Yo no sabía cómo hacerla y me lo explicó: consiste en dar una vuelta en la silla sin levantarte. A continuación me explicó cómo subirme de pie encima de la silla. Y lo hice, pero con mucho miedo de caerme. ¡Lo conseguí! Me levanté encima del caballo y no me caí.

Luego, tras una hora, me bajé del caballo y me fui a limpiarlo porque ya había terminado la clase.

¡Se me pasó muy deprisa! El primer día me lo pasé genial. Me gustó mucho la experiencia.

Hípica de Acedo

Hípica de Acedo

El segundo día fue el 12 de enero. Ese día monté a Fandy que es un poni marrón. Monté con más gente y en una cuadra diferente. Mi profesora fue Vivian. Monté con fusta, que es un palo para que el caballo vaya más rápido.

Fandy me gustó mucho porque se portó muy bien y me hizo mucho caso. Ese caballo es el que más me gusto. También se me pasó muy rápido la clase.

Cuando terminé lo limpié y salí a darle de comer. Él luego no quería volver porque había hecho mucho ejercicio y tenía mucha hambre.

El tercer día fue el 24 de enero. Este día me acompañaron mis primas. Monté a Perlita. Yo me puse muy contenta porque me gustó mucho la primera vez. Como todos los días la limpié, le puse la cabezada, la silla, y… me fui a montar.

También monté con más gente que era más mayor que yo. Ese día una chica se cayó del caballo dos veces. A mí me dio mucha pena porque se tuvo que hacer mucho daño. Cuando terminé la clase, lo limpié, le quité las cosas y lo saqué a  comer. Le estaba acariciando y me di cuenta de que se le caía el pelo muy fácil. Le dije a Ascen y ella me dijo que era normal, porque es la época de que se les caiga el pelo.

El cuarto día fui el 8 de febrero. Monté a Caramelo, un caballo que también es marrón. Mientras estaba montando, como monté con gente que sabía galopar,

Yo con Fandy

Yo con Fandy

el caballo empezó a galopar. Yo me asusté mucho y le tiré de las riendas para que se parara. Lo hizo dos veces pero al final, aprendí. Este caballo no me gustó mucho.

El quinto día fui a un tablón donde ponen el nombre del caballo que vas a montar y me tocó otra vez … ¡Caramelo! Me puse muy nerviosa porque lo que me hizo la última vez… Pero en medio de la clase me dijo Gonzalo, el profesor:

¡Alba! Ahora vas a montar a Heidy que es un caballo muy alto. Yo me alegré mucho. Cuando me lo trajeron noté que la silla era mucho más cómoda. Iba más a gusto que con un poni. Cuando acabé la clase no lo tuve que limpiar porque se lo dejé a la hija de Ascen. Pero ayudé a una amiga a limpiar a su caballo.

Ya voy por la quinta clase. Esto de montar a caballo me gusta mucho y disfruto mogollón. Me quedan la mitad de las clases y no quiero que se acaben.

¿Os gusta montar a caballo? ¿Habéis estado alguna vez en la Hípica de Acedo?

8 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Asier el 7 marzo, 2016 , a las 20:01
    • Responder

    Me encantaría montar a caballo, aunque tiene que ser muy difícil, ¿no?

    Un saludo Asier.

    • Rubén el 7 marzo, 2016 , a las 20:49
    • Responder

    Me gustan los caballos pero no me gusta montarlos.
    Tampoco he ido nunca ha la Hípica de Acedo, que yo recuerde.
    Espero de que te lo hayas pasado muy bien.

    Un abrazo de Rubén.

    • daniel el 7 marzo, 2016 , a las 21:20
    • Responder

    Yo nunca he montado a caballo pero me gustaría.
    Yo he ido a la Hípica de Acedo con Aarón y contigo.

    Un saludo
    Daniel

  1. A mí me encantaría montar a caballo. Un día, monté en Allo, con un amigo de mi tío.
    No he estado en Acedo, pero en verano voy a ir con mi hermano y mis padres.

    Un saludo de Ion

    • gonzalo el 8 marzo, 2016 , a las 20:12
    • Responder

    Yo nunca he montado a caballo. Un día de ferias, mi tío Luis Ángel, se empeñó en regalarnos un potro, pero mis padres dijeron que no, porque no podíamos cuidarlo.
    Gonzalo

  2. ¡Qué divertido!, aunque Acedo esta bastante lejos para ir.
    Yo, sí he estado, cuando fui de vacaciones de verano, estuve allí.
    Debe de ser divertido.
    Un saludo Unai

    • gonzalo el 12 marzo, 2016 , a las 12:12
    • Responder

    A mí me gustan mucho los caballos y no me importaría apuntarme a hípica.
    Seguro que te lo pasaste genial.
    Gonzalo

    • Carla el 21 marzo, 2016 , a las 12:36
    • Responder

    Yo ya monto a caballo. En la última foto has puesto que estabas con Fandy y es Caramelo.

    Saludos

    Carla

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.