Un viaje a Valencia

El día 17 de marzo me desperté y fui al cole. A cuarta hora mi hermano Miguel me avisó que mis padres nos esperaban para ir a Valencia. Me fui rápido de gimnasia para que no esperaran mucho. Metimos las maletas al coche, nos despedimos y nos pusimos rumbo a Valencia.

El viaje se me hizo largo pero sobre las 18:30 ya estábamos allá. Al entrar a Valencia tuvimos un atasco tremendo y en el primer parking que vimos, metimos el coche. Llamamos a un taxi y nos llevó a nuestros apartamentos. Mi madre encargó un apartamento normal y nos dieron un apartamento duplex (de dos pisos) Los apartamentos eran de la empresa FLATS y como eran las fallas te ponían un monigote en el balcón.

Salimos a tomarnos unas tapas y a aprendernos un poco la zona. Después, fuimos a ver las Fallas y lo que me sorprendió es que por la carretera no pasaba ningún coche porque todo el mundo iba andando. Al rato de ver algunas Fallas y reírnos mucho, nos fuimos a cenar. Toda la comida de allá estaba buenísima. Como a la una eran los fuegos artificiales nos quedamos a verlos. Eran super chulos y al final no se IMG_1918[1]escuchaban más que cohetes y petardos. Mis tíos, mis padres y yo nos fuimos a casa con mucho sueño.

Al día siguiente nos despertamos y nos vestimos. Fuimos a desayunar a La Bernarda, un sitio que era recomendado y que aparte lo teníamos debajo del apartamento. Desayunamos y fuimos a ver las Fallas más grandes. Eran enormes y algunas llegaban a los 18 metros.

Comimos y fuimos todos al apartamento porque mis padres y tíos se querían echar la siesta y yo para prevenir eso, llevé la play 4.

Después de la siesta fuimos a ver la Falla del ayuntamiento que al ser la más importante, es la última que se quema. Ese día también había fuegos artificiales y  fuimos a verlos, después nos fuimos a dormir.

El sábado por la mañana fue igual, desayunamos y fuimos a ver Valencia. Después comimos lo típico de allí, la paella. Y otra vez a echar la siesta pero yo, esta vez, también dormí porque estaba cansado.

A las 6 ya todos descansados fuimos a ver la Falla ganadora. Estaba un poco escondida y nos costó encontrarla. Después fuimos a comprar petardos y luego a cenar. Yo pedí Lasaña a la Boloñesa pero debían estar despistados y me trajeron Lasaña de verduras.

Más tarde, fuimos a ver como se quemaban las Fallas, fue increíble. A la una de la madrugada, fuimos a ver quemar la Falla del ayuntamiento. Mientras se quemaba, un niño de 9 meses le empezó a tocar el abrigo a mi madre porque era de piel, al final el padre le dejó el niño a mi madre y se le quedó dormido en el hombro. Luego nos marchamos a dormir porque no  había fuegos artificiales.

En la playa

En la playa

El domingo desayunamos, recogimos  y fuimos a la playa a tomar algo. Yo me compré unas gafas y cogimos el coche para volver a Abárzuza.

Me dio mucha pena irme pero íbamos a tener las vacaciones de Semana Santa muy pronto.

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. A mí me gustaría mucho ir con mi familia a Valencia y sobre todo perder un día de clase. Seguro que te lo pasaste muy bien. ¿Has ido a Valencia porque tienes algún tío?

    Un saludo de tu primo Ion.

  2. Yo tengo casa en Altea, muy cerca de Valencia. Nunca he ido a verlas pero las veo en la tele.
    Es un sitio muy bonito. Ya veo que te lo has pasado muy bien.

    Saludos,

    Carla

  3. ¡Qué suerte, a mí también me gustaría estar allí!

    Un saludo Asier.

    • Daniel el 5 junio, 2016 , a las 17:18
    • Responder

    A mí me gustaría ir a Valencia con mi familia alguna vez.

    Un saludo
    Daniel

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.