No te rindas

Hoy os voy a contar una historieta  que tuve en el monte, me hizo aprender a no rendirme nunca por cualquier cosa, da igual si estás perdiendo alguna batalla, si  el equipo está perdiendo, si se te ha roto algo que lo necesitabas para ir mejor etc. Bueno, os cuento.

Una mañana me dijo mi madre, que mi tío, mi abuelo y mi primo iban a ir al monte a coger setas. Yo quería ir ya que siempre cojo muchas, a veces, el que más. Cuando vinieron a buscarme, les dije adiós a mi madre y a mi hermanita y nos fuimos.

Por el camino, nos encontramos un montón de troncos sin corteza, y mi tío dijo que lo hacía una especie de tractor. Mi padre me enseñó un vídeo sobre eso y me quedé pasmado.

Cuando llegamos, nos pusimos a coger pero yo no cogía ninguna. Fuimos a otro lugar y, tampoco. A otro, y nada.

Nos paramos a almorzar y yo estaba triste porque no había cogido setas pero cuando nos pusimos de nuevo en faena, de repente, encontré un montón, el que más.

Moraleja: Nunca os rindais

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.