Mi primer entrenamiento con tacos

El miércoles, día 19 de octubre de 2016 tuve mi primer entrenamiento con tacosAl salir de la escuela, fui al comedor con Silvia. Como no tenía los tacos preparados le dije a Silvia  a ver si Eneko, su sobrino, me los podía hacer, porque él antes jugaba a pelota y sabía hacerlos. Silvia me dijo que sí, que me los podía hacer, pero tenía que esperar porque Eneko todavía estaba comiendo. Al terminar de comer me dijo Silvia que ya podía ir.

Eneko me preparó los tacos y me los colocó. En total estuve media hora aproximadamente. Cuando terminó ya eran las 16:30 así que me fui a casa. Mientras que llegaba la hora del entrenamiento estuve haciendo las tareas.

Cuando me dijo mi madre que nos íbamos, me puse muy nervioso y cuando llegamos al Frontón Remontival,  me tranquilicé un poco porque al entrar vi que estaban todos mis compañeros y que iba a estar bien.

Empecé a calentar (darle a la pelota despacio) para no hacerme daño. Si no calientas es fácil hacerte clavos (golpe fuerte que crea una bola de sangre en la mano). Después de calentar, mi entrenador  Darío nos mandó al frontis (parte delantera del frontón) y allí nos hizo saques, restos, ganchos, etc. Hicimos tres partidos a 18 tantos. Como ya solo quedaba un cuarto de hora nos dijo Darío si queríamos jugar un punto (juego de entrenamiento) o seguir echando partidos. Todos queríamos jugar un punto y nos dijo que empezáramos. Al terminar, me dijo mi madre que nos íbamos a casa porque ya era muy tarde.

Mientras regresábamos a casa me iba quitando los tacos para ahorrar tiempo. Al llegar, me terminé de quitar los tacos y cuando acabé, me duché muy contento y muy tranquilo. Cené pollo con patatas y como estaba muy cansado me fui a la cama.

Y así fué mi primera tarde de entrenamiento con tacos.

 

¿Habéis jugado alguna vez a pelota?¿Os habéis puesto tacos?

 

1 comentario

    • David López el 21 junio, 2017 , a las 17:42
    • Responder

    Yo si he jugado a pelota y también con tacos, entreno todos los lunes y miércoles.

    Un saludo David.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.