Investigando una cueva

Un día de invierno fuimos a la cueva Peña Miel, mi madre, mi padre, mi hermano y yo. Además, fueron también unas amigas de mi madre y más gente que no conocíamos. La cueva estaba muy alta y para subir teníamos que escalar. Más tarde llegamos arriba y en las paredes había fotos de murciélagos y gorilas.

Cuando vi por donde tenía que bajar y subir me sentí impresionada. Tuvimos que bajar por cuerdas y por escaleras.

Llegamos a una parte de la cueva y no sabíamos donde había que ir. Empezó a venir más gente y nos amontonamos cada vez más. Por fin llegó Vicente,el chico que había organizado toda la excursión y nos dijo por dónde teníamos que ir.

A continuación pasamos por una parte de la cueva que teníamos que ir agachados porque el techo era muy bajo.

Vicente nos llevó a ver 3 murciélagos. Estaban boca abajo y dormidos.

También nos dijo que teníamos que cantar unas canciones muy bonitas todos/as juntos/as. Luego hicimos un pasillo para los 6 niños que iban disfrazados de los gorilas que aparecían en las pinturas rupestres.

Para finalizar salimos y nos dieron un regalo a cada uno/a.

 

¿Habéis ido alguna vez a alguna cueva?¿Os gustan las cuevas?

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.