Entre endrinas, arañones, pacharanes…

Endrinas, arañones, pacharanes… de estas tres formas conocemos al fruto que la empresa Azanza, fundada en 1810, emplea para elaborar el pacharan. Desde entonces, ha cosechado importantes éxitos: Exposición Universal del IV Centenario de Chicago en 1893, Congreso Nacional de Viticultura de 1912, etc

Atentos a las explicaciones

Atentos a las explicaciones

Hace unos cuantos días, profesores y alumnos del Colegio, pudimos hacer una visita guiada a esta empresa de Abárzuza dedicada a la elaboración y comercialización del pacharan, principalmente en el Pais Vasco, aunque también están presentes en regiones como Madrid, Barcelona, Zaragoza, La Rioja, Burgos…

Iniciamos la visita incluso antes de entrar en la fábrica, viendo los endrinos cargados de frutos. Después nos dijeron que había diferentes tipos de endrinas, unas más ácidas, otras más afrutadas…

Endrinas

Endrinas

Grandes toneles de acero

Grandes toneles de acero

Pudimos ver las bodegas, ahora con grandes cisternas de acero para macerar y destilar, en otro tiempo no muy lejano, con enormes kupelas de roble. Vimos también el laboratorio, donde controlan la calidad del licor y, finalmente, la embotelladora.

Parece todo un proceso muy simple, verdad? Y vosotros, padres y madres, ¿hacéis pacharan en casa? ¿cuál preferís, el casero o el de fábrica?

Aquí os dejamos unas fotos de la visita a Pacharan Azanza.

1 comentario

  1. Espero que no os afectase mucho el pacharán. Una bonita manera de aprender viendo in situ todo el proceso. Seguro que teneis pensado contarnos a todos ,mediante imágenes y textos, todo el proceso de fabricación.
    Muy bueno vuestro blog.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.