Visita a la granja de Avícola Navarra

Viajeros en la granja

Viajeros en la granja

Al salir al recreo, hemos cogido el almuerzo y hemos estado esperando a que saliesen los profesores, para irnos andando todos los alumnos y alumnas del Colegio, desde los más pequeños hasta nosotros, los mayores, a la granja de Avícola Navarra, que está a las afueras del pueblo.
El camino no era muy largo, así que llegamos enseguida. Salió a recibirnos Arturo San Martín Morrás, que además de trabajar en esta fábrica, es el Alcalde de Abárzuza. Nos dividió en dos grupos: por un lado los pequeños de Educación Infantil y los alumnos y alumnas del Primer Ciclo de Primaria, y por otro lado nosotros, Segundo y tercer Ciclo de Primaria.

Atentos a las explicaciones

Atentos a las explicaciones

Los mayores entramos los primeros, después de ponernos unas calzas de plástico en los pies y unos gorros en la cabeza, por motivos de higiene.
Arturo nos explicó que además de la fábrica, hay cinco naves, una para la recría de gallinas y las otras cuatro de gallinas para la producción de huevos. En estas naves no podíamos entrar.
Nada más entrar en la fábrica a donde llegan los huevos por medio de unas cintas transportadoras desde las naves, había un pasillo y al final una puerta. “Al pasarla y entrar me quedé… ¡sorprendidísima!. ¡Menuda fábrica!. ¡Qué máquina!”.
Arturo, que nos guió por toda la fábrica, nos explicó para qué servía esa gran máquina. Las gallinas ponen huevos de nueve de la mañana a doce del mediodía y son transportados por la cinta que hemos dicho hasta la fábrica. Allí, una máquina los pasa por una primera clasificación. Los que tienen la membrana rota se eliminan y los que no la tienen, pero tienen la cáscara rota se separan para hacer con ellos huevina. Luego, una máquina de ultrasonidos detecta si el huevo está sano, eliminando aquellos que no lo estan. Después observan los huevos con rayos UVA, eliminando bacterias y gérmenes, y los clasifican por tamaños. Así, se clasifican hasta 120.000 huevos a la hora. Ya están los huevos listos para meter en cartones. Hay embalajes de 12 y de 6 huevos. A cada huevo se le marca la fecha de producción, el nombre de la nave de la que procede y la fecha de caducidad. A continuación, después de embalarlos y meterlos en cajas, con otra máquina se almacenan en palés y se cargan en los camiones para llevarlos al Supermercado.
Avícola Navarra es una fábrica que comercializa huevos de gallina y huevos de codorniz frescos, así como otros productos elaborados: huevina, tortilla de patatas, mayonesa y huevos cocidos. En ella trabajan 48 personas. Hay aproximadamente medio millón de gallinas, que producen diariamente 450.000 huevos y mensualmente salen de la fábrica un millón de docenas de huevos frescos.

Los pequeños también

Los pequeños también

Cuando acabamos nosotros la visita, entraron los pequeños. Naroa y Asier, los dos de tres años, lloraban porque pensaban que iban al médico…

Al final, mientras los más pequeños iban andando hacia la Escuela, nosotros aprovechamos la oportunidad para grabar en video una entrevista con Arturo, como alcalde de Abárzuza, presentando el pueblo, para las Escuelas Viajeras. Después de darle las gracias por todo, nosotros también nos fuimos a la Escuela.

Aquí os dejamos unas fotos de nuestra visita.

Podemos hacer una pequeña encuesta: ¿cómo os gustan más los huevos: pasados por agua, duros, fritos, en tortilla francesa, de patata, con cebolla, sin cebolla, con…?. ¿Gustáis?.

Este artículo lo han escrito Saioa, Aitor y Eduardo.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.