Museo Jorge Oteiza en Alzuza

Con Jorge Oteiza

Con Jorge Oteiza

El 18 de febrero de 2010, fuimos de excursión a Alzuza. A las 12:30 entramos al Museo de Jorge Oteiza. Entramos en el museo en dos grupos; nuestra guía se llamaba Maider. Nos condujo a la sala más grande y nos explicó y nos enseñó las primeras esculturas que hizo Oteiza; también nos dijo que su casa estaba al lado. De pequeño iba paseando con su abuelo por la playa y se metía  en los agujeros que hacían las excavadoras para coger arena. Se tumbaba en ellos y observaba el cielo. Eso le sirvió de inspiración para sus obras.

Jorge Oteiza nació en Orio en el año 1907 y murió en el 2003 con 96 años. El museo se abrió en el mismo año que murió. Oteiza no estudió arte, aprendió por su cuenta. Sus padres vivían en San Sebastián y él con sus padres viajaba por muchos países.

Sus esculturas están hechas de piedra, bronce, hierro, madera…  Le gustaban hacer las figuras abstractas o geométricas, una de las esculturas era ”Los 12 apóstoles y dos más” (mostrando sentimientos ) Este fue un encargo que le mandaron para la fachada del Santuario de Aranzazu. Aun estando esas figuras casi vacías, mostraban angustia y dolor.

En el museo hay una sala que representa esculturas en miniatura que están hechas con escayolas, tizas, corchos, gomas de borrar,  alambres y latas de conserva como “La tierra y la luna” y “La vía láctea”. Jorge Oteiza experimentaba mucho y el trabajo mayor consistía en realizar los bocetos para sus obras; por eso lo importante no era si la escultura era grande o pequeña sino el trabajo que suponía la forma que iba a tener.

Metidos en el vacío creado por Jorge Oteiza

Absorbidos por el vacío creado por Jorge Oteiza

En otra sala con esculturas de mármol y formas geométricas vemos unas “Cajas en piedra” aquí Oteiza lo que hace es un engaño: en lugar de vaciar (como  el mármol es muy duro) lo pinta de negro.

En otra parte de la sala quería expresar el vacío en el aire mediante experimentos   Oteiza hacía esculturas con agujeros pero lo que de verdad le gustaba era el vacío. En el museo había una gran sala con estanterías llenas de libros.

En el museo de vez en cuando,  cristaleras por las paredes y por el tejado, en las paredes del interior había huecos que es lo que le gustaba a Jorge Oteiza, en unas de las paredes del museo había unas grandes vistas, detrás de un gran cristal muy grande.

Por último vimos las esculturas que hueco al vacío, aquí se inspiro en los artistas rusos que decían que el universo estaba hecho de esferas y cubos. Cuando ya ha conseguido sacar el vacío total se dedica a investigar y a leer.

Aquí en la Galería os dejamos unas preciosas fotos que sacamos del Museo Jorge Oteiza. También podéis ver el video que realizamos en esa ocasión.

Autores: Josune, Julen, Aitor y Adrián

¿Qué son esos agujeros?

¿Qué son esos agujeros?

1 comentario

    • ICIAR el 25 de febrero de 2010 , a las 13:57 pm
    • Responder

    Estos chicos con ayuda de Fernando y el profesorado nos van a salir periodistas. Es una buena idea que después de una excursión que trabajen sobre ella y a los padres nos informan lo que han visto ¡Hasta luego!

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.