Segundo día en la nieve

Isaba

Isaba

Nos llegan noticias de que  nuestros alumnos y alumnas ayer, a las 11 de la noche, ya estaban todos/as dormidos/as. Habían cenado arroz a la cubana y se entretuvieron antes de ir a la cama observando en el cielo las constelaciones. Sabemos que disfrutaron mucho en la piscina de Isaba y que bailaron una canción de Shakira haciendo una bonita coreografía.

Hoy ha habido que despertarles a las 8 y media de la mañana ya que  estaban «roques», esto es lo que nos ha contado Ainara. Han desayunado colacao, galletas y pan con mantequilla y mermelada. Cada uno ha recogido su «bocata» para almorzar y han subido a las pistas.

Ya van quitando el miedo a los esquís y es tanto el esfuerzo que hacen que a las tres y media se montan en el autobús agotados y con gran apetito. Hoy han comido menestra de verduras, que aunque estaba riquísima, no ha sido el plato preferido; de segundo plato tenían pechuga de pollo rebozado;  y de postre, natillas, que las han devorado.

Por la tarde han ido al Centro de Interpretación de la Naturaleza del valle del Roncal y les ha proyectado tres audiovisuales: en el primero ha recibido información sobre los pueblos del valle del Roncal; en el segundo sobre la flora y la fauna y en el tercero sobre el relieve y la formación de los Pirineos.

Al recibir las últimas noticias estaban justamente preparados/as para ir a cenar así es que esperamos que les guste lo que les pongan, que duerman bien  y…..¡hasta mañana!

Más noticias, podéis encontrar en el Blog del CPEIP de Oteiza.

2 comentarios

    • Silvia el 26 de enero de 2011 , a las 16:55 pm
    • Responder

    Hola chicos-as que bien lo estáis pasando. Disfrutar mucho. Cuando volváis ya os en enseñaremos a hacer bien la cama un saludo. Agur. Hola tata ten cuidado con los culetazos. Agur

    • Helena el 31 de enero de 2011 , a las 12:33 pm
    • Responder

    Por suerte no tuvimos ningún culetazo, pero sí que a veces nos caímos de morros y de tripa. Tranquilos ¡que no nos dolió nada, aunque pareciera! En todo caso lo que pasaba era que nos moríamos de risa. Ojala pudiéramos quedarnos unos días más.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.