Fiesta de fin de curso en Iranzu

P6170924El viernes amaneció un poco nublado e incluso, a primera hora, cayó alguna gota. Pero luego, a lo largo del día, el sol quiso sumarse a nuestra fiesta y nos acompañó sin que pasásemos demasiado calor.

Los chicos y chicas de 3º, 4º, 5º y 6º salieron muy temprano con padres, madres y profesoras hacia Urbasa. Desde el Balcón de Pilatos hicieron una travesía hasta Iranzu. Cuatro horas de caminata que disfrutaron enormemente, saboreando el paisaje y la buena compañía. A la vuelta se bañaron en “Los zampeaus” y alguno fue capaz de tirarse -¿quién dijo frío?- de cabeza…

Los txikis de Infantil y 1º y 2º (e Irene, que batió record como la participante más super-baby) partieron más tarde, a las 10:30, y fueron caminando sin rechistar desde la escuela hasta el monasterio: aquí una cereza, ahí un caballo, ¡mira una fresa silvestre!, “Ion se ha cagado en el saco de dormir- ¿quién yo?- sí, tú- yo no he sido”… El consabido almuerzo a la altura de la central (casa de Benito Ros) ayudó a retomar fuerzas. Para las 12:30 estában ya corriendo entre los muros de Iranzu.

Nos esperaban Lorena y su hija María, con la que jugamos y nos divertimos mucho a lo largo de todo el día. Ainara tuvo que marcharse pronto porque tenía examen.

Los papás y mamás se pusieron a preparar ensaladas, mesas, vasos, platos y todo lo necesario para que, hacia las 14:30, la primera tanda de hambrientos/as comensales se sentara en una larga mesa situada bajo la sombra de los árboles .

Luego llegó la hora del segundo turno y, papás, mamás y profesoras (faltaba Fernando pero todos nos acordamos mucho de él), dimos cuenta de unas cochinillos que no tenían nada que envidiar a los que un tal Cándido prepara en otras tierras…Como es de suponer no faltaron buenas ensaladas de la tierra y melón y sandia para celebrar el ya inminente verano. Al final, con los cafés, buenas pastas, no podía ser de otra manera.

Los chavales/as corrieron, jugaron, algunos/as volvieron a bañarse en las pozas del monte, otros/as lo hicieron en el riachuelo próximo, comieron helados…y, mientras tanto los/as mayores, charlamos y charlamos en las mesas.

Los profesores/as agradecemos a todos los papás y mamás que trabajaron duro para hacer posible ese bonito día.

Un buen final para un magnífico curso. El año que viene, ¡mucho más!

Podéis ver más fotos de ese día visitando la Galeria.

 

1 comentario

    • Pino e Iranzu el 24 de junio de 2011 , a las 16:03 pm

    Adiós a tod@s y, sobre todo, a todas las profesoras que ya no vuelven el año que viene. Ha sido un gusto haberlas conocido. Un fuerte abrazo.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.