Carboneras en Abárzuza

A las puertas del otoño, el verano se resiste a despedirse de nosotros y nos ofrece con una estupenda mañana, fresca pero que promete ser calurosa.

Comienza el Día de las carboneras, un día especial, un día destinado al homenaje de todos aquellos vecinos del pueblo, que años atrás dedicaron  su esfuerzo y trabajo diario a la obtención del carbón vegetal.

De la mano del etnógrafo Fermin Leizaola de la Sociedad de Ciencias de Arantzadi  nos hemos acercado al saber popular que rodeaba el trabajo diario del carboneo: las herramientas que utilizaban, la organización del trabajo, la indumentaria de los carboneros y algo muy importante, la comida de los carboneros. Como nos ha explicado estupendamente Fermin, la energía de las alubias, el tocino y las patatas han sido la fuerza motriz que hacia posible sobrellevar el durísimo trabajo físico que supone cortar la madera, transportarla hasta la carbonera, construir la propia carbonera y que tras 15 días de trabajo, constante y diario, y sin quitarle ojo a la carbonera, concluía con la obtención del carbón vegetal y su distribución en sacos (de unos 35-45 kg), ya preparados para la venta.

El carboneo, nos ha dejado su impronta en el paisaje. … Ah ¿sii? Y os preguntareis ¿Cómo podemos ver este Paisaje del Carboneo? Es más fácil de lo que parece. Así que si me queréis acompañar estáis todos invitados.

arboles viejos

Foto de Juan Jose Aguirre (cedida por la Asociación de Amigos de los Arboles Viejos)

Nos ponemos las gafas de ver e interpretar el paisaje y nos echamos al monte con el claro objetivo de descubrir a través de nuestros sentidos el Paisaje del Carboneo. En un paseo por la Sierra de Urbasa y Loquiz iremos viendo esas majestuosas hayas que nos recuerdan a los antiguos candelabros. Un tronco central, recto que se abre en 5 o 6 gruesas ramas que sustentan la copa del árbol. Estos árboles se llaman “trasmochos” y son la principal huella viviente de la obtención del carbón. En lugar de cortar del árbol entero para la obtención de leña, cortaban únicamente las ramas, asegurándose así que el árbol seguiría vivo y produciendo más madera para el futuro. Este tipo de poda, muy extendida en nuestros montes, se practicaba en épocas del año concretas, dependiendo del tipo de árbol que fuera, haya, roble o encina y sobretodo, dependiendo de las fases de la luna.

Como curiosidad comentaros que en estos árboles trasmochos, auténticos árboles viejos, habitan y se alimentan insectos, hongos, mamíferos, helechos, murciélagos forestales, pájaros carpinteros,… . Así que nos detendremos una rato bajo un haya trasmocha y con las gafas de cerca y con paciencia descubriremos esta valiosa biodiversidad.

Seguimos nuestra ruta por Dulantz, Lizarrate, pero esta vez enfocamos nuestra mirada hacia el suelo. Y descubriremos pequeñas plataformas, llanas y de un color negruzco que nos revelan que en otros tiempos aquí hubo una carbonera instalada. Conocidas como txondor plaza o lantegi, puede que tengamos la suerte de comprobar con nuestras propias manos, el color negruzco de la tierra y pequeños trozos de carbón.

Ahora toca ver una carbonera de verdad, así que nos acercamos a la Peña del gitano, en  las piscinas, donde de la mano de Faustino San Martin, Ignacio Azcune y Jose Luis Vidador podemos examinar como es una carbonera, la cabaña o zotola donde descansaban los carboneros, se refugiaban de las inclemencias del tiempo y pasaban largas noches, siempre vigilantes.

Finaliza aquí nuestro breve recorrido por uno de los antiguos oficios de Abárzuza, y como no puede ser de otra manera felicitando a Benito Ros por su nuevo y noveno triunfo mundial en Trial Bici y la excelente exhibición que nos ha ofrecido.

Podéis ver fotografías de este día aquí.

Colaboración y fotografías de Ana Urtasun.

3 comentarios

    • Kalen el 9 de septiembre de 2012 , a las 22:02 pm
    • Responder

    ¡Qué crónica del día tan hermosa, Ana! ¡Mientras la leía he disfrutado del placer de pasear entre árboles trasmochos y carboneras, oler a helechos y oir pájaros carpinteros!

    • Gloria el 11 de septiembre de 2012 , a las 19:18 pm
    • Responder

    ¡Guau! ¡Dan ganas de salir ahora mismo a ver ese mundo que parece estar a nuestros pies! (aunque sean las 20:15)

    • Iranzu el 15 de septiembre de 2012 , a las 7:50 am
    • Responder

    Yo también me uno a vuestro paseo y además felicitar a Benito Ros. Sigue trabajando duro y mucho ánimo además de felicitaros también a tí y a Marian por vuestr@ futur@ gran premio, ya falta menos.

Responder a Kalen Cancelar respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.