Visita a la salinera de Salinas de Oro

P1150169Para comenzar el nuevo proyecto en el que trabajaremos en la escuela, hoy hemos visitado la salinera Gironés en Salinas de Oro (Jaitz). Un nutrido grupo de padres y madres se ha sumado a la salida.

A lo largo del recorrido nos ha acompañado Iosu Gironés, gerente de la empresa familiar que explota la salinera desde hace tres generaciones. Su padre, Gregorio Gironés, también se ha acercado a saludarnos.

Iosu nos ha explicado la procedencia del agua salada que mana en el pozo de Bozundia -que más tarde hemos visitado- en un diapiro salino. Se trata de una sal “prehistórica” que está en el subsuelo desde hace 200 millones de años. Esto hace que sea extremadamente pura, ya que los mares en esa época no estaban contaminados, y muy rica en minerales (yodo, potasio, hierro y magnesio). Por ello ha sido la primera sal navarra en obtener el certificado de calidad BIO, muy valorado y con gran reconocimiento en toda Europa.

P1150167Las salineras de Jaitz están documentadas desde el siglo XV pero parece que tienen un origen muy anterior que se remontaría hasta la época romana. De ahí quizás la razón de una calzada que desde Andelos, se acercaba hasta Salinas de Oro, para posteriormente atravesar la Sierra de Andia. Nos ha hablado de la importancia que desde antiguo la sal ha tenido en todas las culturas para la conservación de los alimentos y en concreto en el imperio romano, donde a los legionarios se les asignaba una cantidad mensual de sal (salarium), de donde procede la palabra “salario”.

Nos ha explicado el proceso de elaboración, totalmente manual, que con muy pequeños cambios en el material de construcción de las eras y de las herramientas, viene haciéndose igual desde muy antiguo: se llenan las eras -“se riegan”- con el agua del manantial (actualmente se bombea), se distribuye el agua en todas ellas con ayuda de “rastras” de madera para lograr un nivel adecuado y se deja que el viento y el sol evaporen el agua. Cuando se crea una fina capa de sal en la superficie, “flor de sal”, hay que retirarla y remover el agua con las “rastras” para que no se adhiera al suelo. Si el tiempo es bueno, al cabo de unos 3 o 4 días se puede recoger la sal con ayuda de rastras y palas metálicas a unas cestas de plástico con agujeros en el fondo. Nos ha mostrado los almacenes donde acumulan grandes cantidades de sal. Actualmente han diversificado mucho los tipos de sal que producen, especializándose en sales gourmet “delicatessen” dirigidas especialmente al mercado exterior.

P1150218Los chicos/as de la escuela han disfrutado de lo lindo trabajando en las eras y chapoteando a gusto en el agua salada que, para nuestra sorpresa estaba bastante calentita. También hemos podido degustar sal. En palabras de Iosu “una sal extraordinaria, que da el toque preciso a los alimentos, sin salarlos demasiado y potenciando todo su sabor”.

Después del almuerzo, nos ha acompañado a la presa vieja de Jaitz, un lugar que nos ha sorprendido y donde hemos disfrutado contemplando un salto de agua espectacular, en un paisaje en el que sobresalen peñas y formaciones rocosas muy agrestes y llamativas, resultado también del empuje del diapiro.

Hemos descubierto muchos aspectos para investigar y profundizar.  La sal es un tema tan rico y con tantas posibles ramificaciones…Ahora es el trabajo del día a día, los intereses de los niños/as los que irán dando forma al proyecto. Aquí podéis ver más fotos de la salida (Galería de fotos)

2 comentarios

    • anika el 17 de septiembre de 2014 , a las 16:22 pm
    • Responder

    Bienvenidas a todas y todos!!! nuevo curso, nuevos proyectos… os seguiremos de cerca!!! Seguro que nos volvéis a sorprender con proyectos novedosos e interesantes. Animo y sobretodo mucha ilusión para esta nueva etapa de descubrimiento y aprendizaje.

    • Gloria el 24 de septiembre de 2014 , a las 13:29 pm
    • Responder

    ¡Muy buenas a todos!

    Quería agradecer la posibilidad que nos brindasteis, de conocer este lugar.

    Quería expresar, también, lo bonita e interesante que resultó. Josu, el guía, nos remontó a sus orígenes, nos habló el paso por ahí de los romanos, nos habló del momento actual de la sal,….Es curioso la importancia de la sal y todo lo que supone. Algo que para mí, hasta entonces, había sido tan insignificante.

    Y como colofón…. la cascada del robledal. Un rincón precioso que merece la pena descubrir. O como en este caso que te lo enseñen.

    Gracias a todos, al cole y a Josu que nos enseñó todo muy bien.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.