Conocemos ADONA

Lejos ha quedado ya la visita que hicimos a las salineras de Salinas de Oro. Esta salida fue el punto de arranque de un interesante proyecto, «Salseando», que estamos desarrollando  en el colegio y que culminará a finales del trimestre.

Como si de un árbol se tratara el cual va extendiendo sus ramas y no para de crecer, así está ocurriendo en las tres aulas del colegio: Triku, Txabola y Pixela. La sal se extiende y se extiende de tal manera que nos lleva a investigar infinidad de temas y contenidos que os daremos a conocer en los distintos blogs del colegio.

Javier impartiendo la charla

Javier impartiendo la charla

Así hemos llegado en Pixela a preguntarnos qué relación tiene la sal con la hipertensión y a partir de este interrogante el alumnado ha puesto en marcha un trabajo de investigación sobre la población de Abárzuza y la tensión arterial. Previo al estudio se han informado acerca del funcionamiento de los distintos aparatos del cuerpo humano haciendo especial hincapié en el aparato circulatorio.

Es a partir del estudio de los componentes de la sangre cuando algunos alumnos y alumnas vinieron al colegio comentando que sus padres, abuelos/as , vecinos/as eran donantes de sangre  y que alguno/a   podía acercarse al colegio para explicarnos cómo funciona la asociación de donantes y la labor que realiza.

De este modo, el jueves, 23 de octubre, tuvimos la ocasión de tener entre nosotros/as a Javier Sáinz, padre de Irati y donante de sangre que nos habló de ADONA (Asociación de Donantes de sangre de Navarra). Esta Asociación nació el 30 de diciembre de 1957 y su objetivo es promocionar la donación de sangre altruista. Javier nos informó de muchas cosas: para qué sirven los distintos componentes de la sangre, qué es el banco de sangre, quiénes pueden ser donantes, cuánta sangre extraen cada vez, qué instrumentos utilizan en la extracción de sangre, cuántas veces al año extraen sangre a la misma persona, qué tipos de grupos sanguíneos hay, a qué edad se deja de ser donante, cuándo se caduca la sangre, por qué la sangre no se compra ni se vende,  por qué es importante tener una alimentación sana, …Todas las preguntas que hicieron los alumnos y alumnas de Pixela tuvieron respuesta y más de uno/a se sorprendió de lo que aprendimos ese día.

Para finalizar la charla nos animó a que fuéramos donantes de sangre ya que las reservas son escasas y la demanda es alta. Más de uno/a dijo que cuando cumpliera 18 años y si pesaba 50 kilos (dos de las condiciones que se requieren para ser donante), sería socio de ADONA.

Agradecemos a Javier que haya estado con nosotros/as y nos haya dado la oportunidad de aprender algo más de un tema que tiene algo de «salado» . ¿Es la sangre salada? (Imágenes en la Galería)

2 comentarios

    • IRANZU IRISARRI el 28 de octubre de 2014 , a las 21:24 pm
    • Responder

    ¡Animo chic@s! Yo llevo 25 años donando y además os tengo que decir que soy donante también de órganos y de médula.
    Un saludo,

    Iranzu

    • Gloria el 6 de noviembre de 2014 , a las 12:05 pm
    • Responder

    Pero que salseros sois!!! Hay que ver hasta dónde llegáis cuando os ponéis a investigar! Y las repercusiones que la sal tiene, con lo insignificante que parece verdad?

    Enhorabuena a tod@s los solidarios!!!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.