La sal nos lleva a la granja de vacas

P1160723Trabajando en el proyecto “Salseando”, los niños/as de 1º, 2º y 3º se preguntaron si los animales también comían sal. Además de leer en Internet páginas relacionadas con el tema, pensaron que sería una buena idea preguntar a las personas que tenían animales en Abárzuza. Elaboraron una encuesta que han pasado a propietarios de cerdos, pollos, yeguas, perros de caza, palomas y en cuanto a los gatos, están sacando conclusiones en base a los datos recogidos en clase, ya que algunos de ellos/as tienen en casa. Cuando enviamos la encuesta a Maxi, padre de David y Ainara y propietario de una granja de vacas, nos invitó a visitarla. Por supuesto aceptamos.

Hoy, en lugar de ir al recreo a Puertas Grandes, nos hemos dirigido por el Camino de Txirra, a la granja de Maxi y Conchi. El otoño está en su esplendor y el camino ha sido un puro disfrute. Nos han recibido… ¡con la filetes preparados y la plancha caliente! Hemos comido unos pintxos de carne de ternera deliciosa y nos han obsequiado también con un trozo de bizcocho.

Después de explorar la granja, nos hemos reunido para hacer las preguntas a Maxi. Ha sido muy enriquecedor porque además de preguntas concretas relacionadas con el consumo de sal y el ganado vacuno, ha respondido a muchísimas preguntas que nos ha hecho aprender sobre la vida, gestación, nacimiento, alimentación, hidratación, razas, peso, etc. de las vacas. Los niños/as de Pixela han anatado muchos datos que mañana trabajarán en clase ¡Matemática real y viva! Los niños/as de la Txabola también tendrán que resolver problemas relacionados con el peso y precio de la sal, cantidades consumidas, etc.

P1160664¡Ha sido impresionante ver en directo cómo las vacas chupaban las rocas de sal! Efectivamente hemos comprobado que les encanta, aunque Maxi nos ha dicho que deben tomarla de forma controlada, ya que sino puede ser perjudicial.

Esta sal de roca no se obtiene por evaporación sino que la extraen del subsuelo, de minas de sal. En concreto, a la granja la traen de Salinas (Zaragoza).

Maxi nos ha acompañado en la visita al recinto cubierto, donde están los novillos y terneros, y después hemos salido al exterior para ver el resto de las vacas que en ese momento comían paja plácidamente. Con la ayuda de David, que “promete” como ganadero…, han separado una novilla, y nos ha mostrado cómo las marcan a fuego para identificarlas con la marca de Abárzuza (AB).

Como ya era la hora de regresar a casa para comer, nos hemos despedido de Maxi y Conchi, agradeciéndoles su fenomenal acogida. Antes de llegar al pueblo, al pasar por la granja de ovejas de Miguel Ángel, nos hemos detenido para ver unos corderos recién nacidos.

Una escuela rural es una fuente inagotable de experiencias y conocimiento. Y la comunidad  está implicada y es parte activa del proceso de aprendizaje.  (Imágenes en la Galería)

2 comentarios

    • David el 21 de noviembre de 2014 , a las 22:35 pm
    • Responder

    Ese día lo pasamos muy bien. Estaba muy rico el pincho y el bizcocho. Se me hizo el camino muy corto, me gustaría volver a repetirlo, en primavera para ver las vacas en la pradera. También mis padres lo pasaron muy bien.

    • IRANZU IRISARRI el 28 de noviembre de 2014 , a las 11:28 am
    • Responder

    ¡Muchas gracias Conchi y Maxi, ya dijo Daniel que los habíais atendido muy bien! Si llego a saber me apunto a la excursión. Un saludo,
    Iranzu

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.