Día del árbol y «Rural knitting»

P1190944Este domingo se ha celebrado en Abárzuza el Día del árbol de una forma muy especial. Hemos querido rendir un homenaje a la Naturaleza, al trabajo colaborativo, a la artesanía y a la transmisión del saber a lo largo de las generaciones.

Al estudiar la artesanía de Perú los niños/as han sido muy conscientes de la importancia que tiene la transmisión de conocimientos (diseños, técnicas, etc.) de generación a generación que hacen posible la creación de los productos artesanos.

Por eso en la escuela, una vez más, hemos querido aprender con nuestros  mayores. En esta ocasión, artesanía. A lo largo de todo el mes de marzo hemos realizado unos talleres con las abuelas del pueblo para aprender a tejer punto y hoy hemos puesto el broche final a este trabajo. Los momentos que hemos vivido son irrepetible: la dulzura y paciencia que han derrochado nuestras abuelas, la complicidad que se ha creado al sentir que entre todos/as estábamos creando una obra de arte conjunta… (Taller 1, 2 y 3)

P1200009Cuando les planteamos la propuesta final, a las abuelas les encantó: hacer una instalación de Yarn bombing (bombardeo de hilo), también conocido como Yarn stormnig (tormenta de hilo) o Urban knitting (tejido de punto urbano). Nosotros/as lo adaptamos y «reinventamos». La nuestra sería una acción de “Rural knitting” (arte comunitario hecho con lana en un espacio rural) para el Día del árbol. Cubriríamos troncos de árboles y unas grandes rocas con pañitos de lana y ganchillo.

El día ha comenzado plantando un tejo en el Parque de actividades físicas para la Tercera Edad. Se diría que el árbol y su ubicación también hubieran sido elegidos para el día. El tejo es muy conocido por su longevidad (puede llegar a vivir más de 1.500 años). Generaciones futuras se reunirán y cobijarán bajo las ramas de este tejo.

P1200015A continuación, nos hemos dirigido al Paseo de las Piscinas donde hemos plantado un fresno que la abuela de Carla ha cuidado con mimo desde hace varios años para la Escuela. ¡Muchísimas gracias, Isabel!

Ahora nos toca cuidarlos para que lleguen a ser unos árboles enormes y poderosos.

Nos hemos reunido mucha gente. Mientras un grupo plantaba el árbol, otro preparaba las brasas para el almuerzo,  otros cosían paños de lana, charlaban, jugaban… disfrutando de la soleada mañana de primavera.

Las abuelas nos han guiado y, gracias a su ayuda y maestría, lo hemos logrado. ¡El resultado ha sido espectacular! ¡Ha quedado precioso! Es una explosión de fuerza, color y alegría. Y sobre todo, la suma de muchos “trocitos de cariño” tejidos a mano.

P1200069Después de unos bocadillos de txistorra, nos hemos reunido junto  a nuestra obra de arte para agradecer  a nuestras mayores todo lo que hemos aprendido y disfrutado con ellas. Unos niños/as han leído el cuento “Donde duerme el viento”, en el que se cuenta una preciosa historia entre un árbol, los abuelos y la nieta. El sencillo acto ha concluido con la interpretación de todos los niños/as de la escuela de una canción muy conocida del folclore peruano “Señora chichera”.

Este tipo de arte es efímero y cuando llegue el final de curso lo retiraremos. Con todos los paños confeccionaremos mantitas para las sesiones de relajación. Así, seguiremos sintiendo el calor y el cariño de las manos que lo confeccionaron.

(Más imágenes del día)

2 comentarios

    • daniel el 20 de abril de 2015 , a las 17:02 pm
    • Responder

    Me ha encantado vuestro trabajo. Un saludo,

    Iranzu

    • Gloria el 23 de abril de 2015 , a las 9:19 am
    • Responder

    ¡Un trabajo preciooooso y muy completo!
    Bravo por las abuelas, los niños y ñiñas y las profesoras

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.