Arhaneren herrira joan ginen

 P1220530Atzo, eskolako txikitxoenak goiza Zurukuainen igaro genuen. Gure gelako Arhaneren herria dela aprobetxatuz, gauza pila bat egiteko aukera izan genuen.

Goziean goiz, guraso askoren laguntzarekin, Abarzuzatik Zurukuainera abiatu ginen; lehenengo orduetan Aroa ardotegia bisitatzeko aukera izan genuen. Bertan Patxoaren laguntzaz mahats gozoa hartu eta dastatu genuen. Mmmm… zeinen gozo zegoen mahatsa!

Baina mahatsa ez zen baratza horietatik jan genuen bakarra, izan ere pikuak, sagarrak, almendrak eta P1220513beste hainbait fruitu ere dastatu bait genituen.

Ondoren, Iñaki etorri eta ardotegia erakutsi zigun; mostoa edan eta ardoa nola egiten zen azaldu zigun.

Hamaikak ziren bisita bukatu genuenerako, zeinen berandu! Izugarrizko gosea genuenez, Zurukuaingo tirolinara jeitsi eta bertan hartu genuen hamaiketakoa guraso batzuk aurpegiak margotzen zizkiguten bitartean.

Egunari amaiera emateko, Arhaneren osabaren behi eta txekorrak ikustera joan ginen, hara zienen txikiak diren txekorrak! Haur batzuk ukitzera animatu ziren ere.

Baina tamalez etxera joateko ordua iritsi zen, ze pena! Primerako eguna pasatu genuen! (Argazki gehiago hemen)

P1220563Ayer, los más txikis de la escuela pasamos la mañana en Zurucuain. Aprovechando que Arhane vive ahí, pudimos hacer un montón de cosas. A la mañana, con ayuda de muchos de nuestros/as aitas y amas, salimos en coche desde Abarzuza a Zurucuain; la primera hora de la mañana la pasamos en las bodegas Aroa. Allí, con ayuda de Patxoa recogimos y probamos el moscatel. Mmm… ¡Qué rico estaba! Pero el moscatel no fue lo único que comimos de aquella huerta tan variada; también disfrutamos con almendras, manzanas, peras, higos y algún otro fruto más.

Después apareció Iñaki y nos enseñó toda la bodega. Vimos unos inmensos bidones donde se fermenta  el vino y nos dio mosto para probar.

P1220576Para cuando terminamos la visita eran las once de la mañana, y a pesar de haber comido muchísimo moscatel, teníamos hambre, así que en coches bajamos a la tirolina de Zurucuain a almorzar. Allí estuvimos jugando mientras alguna amatxo nos pintaba las caras.

Para finalizar el día, fuimos a ver las vacas y terneras del tío de Arhane, ¡Qué pequeños eran los terneros! Algúnos/as se animaron y se atrevieron a tocarlos también.

Aunque estábamos muy a gusto era hora de volver, ¡Qué pena! ¡En Zurucuain nos lo pasamos en grande! Para ver más imágenes, clicar aquí.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.