Haize instrumentuak

Kaixo denoi!

Airearen proiektua bukatu berri dugularik, bertan landu ditugun haize instrumentuak erakutsi nahi dizkizuegu hurrengo bideotxoan. Prozesu guztian zehar, haizearen bitartez zenbat musika mota jo daitekeen ikasi dugu, eta gainera gure instrumentu propioak ere sortu ditugu. Eta nola ez, guztia euskaraz!

Espero dugu zuen gustoko izatea!

Buenas a todo/as!

Recién terminado el proyecto del aire, en euskera hemos estado aprendiendo y creando instrumentos de viento. Hemos aprendido que gracias al viento podemos crear infinidad de sonidos y melodías y también hemos creado nuestros propios instrumentos. Y todo ello, como no, en euskera!

Podéis echarle un vistazo al vídeo que hemos creado  y que resume un poco todo este proceso.  Esperamos que os guste!

¡Disfrutamos con el viento y nuestros amigos/as de Remontival!

Teníamos muchas ganas de que vinieran nuestros amigos/as del Aula alternativa de Remontival para compartir una mañana de cole, como todos los cursos. El día pasado estuvieron con nosotros/as. A algunos les conocíamos bien, Angélica, Irati, Unai, Gendr y, Mohamed; Basma y Petro, eran nuevos en el grupo pero ya se han hecho amigos/as nuestros. ¡Qué pena que Alicia estuviera enferma!

A lo largo de la mañana, todos los niños/as  hicimos muchas cosas juntos/as: primero, una ronda de presentación (aprendimos nuestros nombres-signo en la lengua de signos), luego interpretamos un cuento musical con instrumentos, “Urrestilako musikariak”; tras el almuerzo, jugamos en Puertas Grandes y realizamos un taller para confeccionar cometas de mano.

¡Cuando salimos a la calle soplaba un viento muy fuerte y fue divertidísimo jugar con las cintas al viento, mientras corríamos y corríamos hasta quedar agotados/as…¡Qué bien nos lo pasamos! ¡Os esperamos el próximo curso otra vez!

Más imágenes aquí.

¡¡¡Swish swish!!!! bailando el swish…

El fenómeno del baile del swish swish, ha llegado también hasta nuestra escuela. En cualquier momento, en clase, en la calle, en el parque, solos/as o en grupo, encuentras a niños/as bailando este baile monótono, adictivo y a prueba de “coordinación motriz”. A los niños/as de la Txabola les encanta el baile “del chico de la mochila”. Yo formo parte del grupo que está aprendiendo. ¿Te animas tú? Fíjate en el vídeo y lo conseguirás…

Pastas árabes riquísimas…

Mañana 15 de junio finalizará el Ramadán . Riham y Marram mañana lo celebrarán con su familia y hoy han querido hacerlo con nosotros/as. Nos han traído unas pastas árabes hechas por su madre…¡riquísimas! Estaban elaboradas con almendras, miel, pistachos…ummm. Sus compañeros/as decían: “!Parecen compradas en una pastelería!”. Menuda repostera es mamá…Sucran, Ouarda y Hassan. ¡Feliz final de Remadán!

“Carta al viento”

Os dejamos una canción que nos gusta mucho para que la podáis cantar en familia, “Carta al viento”.

¡Cuántas cosas gracias al aire!

Hace unos días, comprobamos que gracias al aire podemos percibir los olores. Pulverizamos un perfume y sentimos cómo al respirar,  entraba por nuestras fosas nasales desde donde unas células especiales transportan al cerebro este mensaje, que nos hace identificar el olor (en este caso era “lavanda”).

Hoy hemos realizado un experimento para constatar que también gracias al aire podemos oír los sonidos. Hemos utilizado una campana de meditación tibetana. El sonido se transmite a través del aire de un modo parecido a las ondas que se producen al arrojar un objeto al agua. Al hacer sonar la campana, el sonido “viaja” por el aire hasta nuestros oídos, que transmiten esta información al cerebro y éste lo identifica como “ese sonido” en concreto. Pero al tapar la campanita con un objeto (hemos utilizado un cubo que había en clase), las ondas de sonido no se podían transmitir por el aire y, en consecuencia, no podíamos oír.

A decir verdad, el cubo permitía que las ondas vibraran un poco y el sonido llegaba “un poco”, pero con mucha menos intensidad, casi no se oía. ¡Ha sido increíble comprobar la diferencia!

 

¿Cómo respiramos?

Al comenzar el proyecto, entre las muchas preguntas que los niños/as se hacían estaba ésta: “Sí, pero…¿cómo respiramos?”

Para responder a este interés hemos visto diferentes vídeos, hemos hablado… Os dejamos uno que les ha gustado mucho:

Pero para entenderlo mejor, hemos construido “un pequeño artilugio” que simula muy bien el funcionamiento del aparato respiratorio. ¿Queréis verlo?

Aquí tenéis algunas imágenes.

Adivinanza: “¿Cuáles son los dos músculos que funcionan automáticamente y lo hacen sin  parar?”

Respuesta: nózaroc – amgarfaid (leer al revés, no os lo íbamos a poner tan fácil…)

Dibujamos con el Pro-bot

Seguimos trabajando en nuestra iniciación a la robótica. Hoy, por parejas, cada equipo preparaba a otro equipo un “dibujo” que tenían que reproducir con el PRO-BOT. Esto exigía tomar las medidas con exactitud, escribir los comandos y después, pasarlos al Pro-bot. Los chicos/as han trabajado muy bien, aunque eso no significa siempre que se logre reproducir el dibujo.

Más imágenes aquí.

Hemos construido una veleta

Hablando del viento, decidimos construir dos aparatos: un anemómetro y una veleta. El día pasado hicimos el anemómetro para medir la velocidad, la intensidad del viento. Hoy hemos construido una veleta para saber de dónde viene el viento, su dirección.

Los niños/as se han puesto manos a la obra y han hecho una veleta que, por lo menos en clase parecía que “iba a funcionar bien”. Salimos a la calle a probarla y la verdad es que no nos defraudó. Probamos en diferentes sitios del pueblo: en la plaza de los Fueros, en la plaza de la Zugarrondoa… ayudándonos de una brújula la para orientarla. El viento era del Este, aunque un poco cambiante, a veces venía del Sureste, o del Sur…

Andrea ha preguntado en casa y nos ha enseñado a todos/as que aquí, al viento del Norte se le llama cierzo y al viento del Sur, bochorno.

Más imágenes aquí.

Fábula: “El viento del Norte y el Sol”

Hoy en la Txabola hemos hecho una interesante tertulia basándonos en esta fábula de Esopo titulada “El viento del Norte y el Sol”. Esopo fue un fabulista griego que vivió hace muchísimo tiempo, varios siglos a. C., lo que quiere decir, hace más de 2.018 años… Sin embargo su historia nos ha parecido muy interesante.

¿Y qué me decís de la moraleja? “Más valen la amabilidad y la persuasión que la fuerza”.