Ongi pasa udan! ¡Hasta septiembre!

Parece ayer cuando abríamos la txabola en septiembre y….¡ya estamos a final de curso!

Ha terminado este curso que ha sido intenso, emocionante y lleno de descubrimientos y aprendizajes. ¿Lo recordáis? “Viendo con otros sentidos”, “Reino fungi”, “El tiempo lo cambia todo” y el último proyecto, “Viento, viento…”. Id para atrás en el blog y os sorprenderéis de cuántas cosas hemos aprendido y cuántos momentos bonitos hemos vivido juntos/as.

Para despedirme os dejo un vídeo muy chulo “¿Qué es el viento?” . Con un diente de león en la mano, hago mía la frase final: “Sopla y pide un deseo”. Yo ya lo he hecho… ¿Os animáis vosotros/as también?

¡Qué os lo paséis muy bien este verano! No olvidéis tener siempre a vuestro lado un libro.

Un beso muy grande para todos/as. ¡Nos vemos en septiembre!

 

Fiesta final de curso en Iranzu

Como todos los años, finalizamos el curso con una gran fiesta en Iranzu en la que nos reunimos niños/as, profesores/as y padres y madres.

Los más pequeños/as (Educación Infantil, 1º y 2º) hicieron un paseo desde la escuela hasta el Monasterio. El resto, una travesía más larga por el monte, pasando por Allide, sima de Atabe, mirador… Como Riham es una montañera muy valiente (Faris seguía enfermo), se unió al grupo de los mayores y realizó el trayecto como una campeona.

En el paseo nos guiaron Carlos y Juan, los aitas de Andoni, Andrea y Naroa, muy buenos conocedores de la zona. Gozamos con los árboles, rocas, pájaros, flores, setas…y fresas silvestres. Aunque hacía calor, estuvimos muy a gusto porque casi todo el trayecto fue entre bosques de encinas y hayas.

Una vez en el Monasterio de Iranzu, nos reunimos con el resto de amigos/as para seguir jugando haciendo pompas de jabón gigantes, con las dianas y las flechas, aros y pelotas de malabares, el slackline que colocaron entre dos árboles,  una cinta de equilibrio colgada de una rama, el paracaídas, chapoteando en el río Iranzu… y más tarde comer juntos. Por la tarde, muchos niños/as se quedaron y otros fueron juntos a las piscinas del pueblo. Nos lo pasamos fenomenal.

Pero como se prolongó el calendario un día (se suspendieron las clases por la nieve), el miércoles después de recoger y ordenar las clases, fuimos todos/as a las piscinas del pueblo. ¡Menos mal que hacía muchísimo calor porque el agua estaba helada! Fue un final de curso muy chulo.

Si queréis ver más fotos de la fiesta en Iranzu clicar aquí.

Final del proyecto “Viento, viento…”

Durante el último mes y medio, hemos trabajado en un proyecto interesantísimo en torno al aire-viento al que finalmente le hemos llamado “Viento, viento…estoy contento”. Cuando lo presentamos, surgieron muchas dudas e intereses (Ver la entrada). Nos planteamos dos productos: realizar un lapbook en el que recogeríamos todas nuestras investigaciones sobre el aire y el viento y hacer un teatro para final de curso, a partir de lo aprendido en este tema. Además, fabricar juguetes voladores en inglés con Edurne e instrumentos musicales de aire en euskera con Xabier.

Los que nos seguís en el blog habéis podido aprender con los experimentos que hemos realizado (hay aire a nuestro alrededor I y II, el aire no tiene forma, el aire pesa, ejerce presión, con el calor aumenta de volumen y sube,  en el aire hay oxígeno, gracias al aire percibimos los olores/ sonido, cómo funciona el aparato respiratorio, etc.). Pronto llegó el viento, cómo se produce, por qué, tipos de vientos…fabricación de aparatos relacionados con el viento como una manga, un anemómetro, una veleta… Los hemos probado todos por el pueblo y en distintos momentos: los juguetes (cometa de mano, cometa, paracaídas), los instrumentos musicales y los aparatos ¡funcionan de maravilla! Como fuimos ampliando los experimentos a medida que surgían más y más inquietudes, no hemos tenido tiempo de confeccionar el lapbook.

Finalmente, teníamos que crear un teatro para final de curso, relacionado con lo que habíamos aprendido. Una canción, “Carta al viento”, fue la que puso en marcha la idea: ¡Viento, viento…estoy contentooooo! ¿Por qué podemos estar contentos con el viento? ¿Qué nos aporta? ¿Para qué necesitamos viento? ¿Quién no estará contento con el viento?…Dándole alguna vuelta, surgió un esquema para un cuento ¡larguísimo!, “El señor Bochorno”. Transformamos el cuento en teatro, pero tenía muchos personajes. Como en clase somos pocos niños/as, tuvimos que solventar esta dificultad haciendo un teatro leído.

“El señor Bochorno”, no quiere soplar; muy preocupada por sus polluelos, el águila va a pedir ayuda a su prima la gaviota a Donosti, “que de vientos sabe un montón”; en el viaje se encuentra con una cometa y un globo, la ropa tendida, las abejas (flores), la tabla de windsurf, la avioneta, el velero, el globo aerostático, los molinos aerogeneradores y un niño que también necesitan del viento. Finalmente descubren que el viento no sopla porque piensa que nadie le quiere, que todos se quejan cuando lo hace. El águila y el niño logran convencer al viento de su importancia para todos/as y el señor Bochorno… vuelve a soplar.

Decidimos acabar la representación cantando la canción que tanto nos gusta: “Viento, vientooo, estoy contentoooo”, porque realmente estamos ¡muy contentos/as con el viento!

El lunes los chicos/as de la Txabola (Faris estaba enfermo), hicieron la representación del teatro leído en la fiesta de despedida de los compañeros/as de 6º. ¡A los niños/as de la escuela les gustó un montón! Un aplauso Txabola, muy buen trabajo.

Haize instrumentuak

Kaixo denoi!

Airearen proiektua bukatu berri dugularik, bertan landu ditugun haize instrumentuak erakutsi nahi dizkizuegu hurrengo bideotxoan. Prozesu guztian zehar, haizearen bitartez zenbat musika mota jo daitekeen ikasi dugu, eta gainera gure instrumentu propioak ere sortu ditugu. Eta nola ez, guztia euskaraz!

Espero dugu zuen gustoko izatea!

Buenas a todo/as!

Recién terminado el proyecto del aire, en euskera hemos estado aprendiendo y creando instrumentos de viento. Hemos aprendido que gracias al viento podemos crear infinidad de sonidos y melodías y también hemos creado nuestros propios instrumentos. Y todo ello, como no, en euskera!

Podéis echarle un vistazo al vídeo que hemos creado  y que resume un poco todo este proceso.  Esperamos que os guste!

Ensayando la coreografía

Con Eider han aprendido una coreografía para la canción “Madre Tierra” de Chayanne. que ¡les encanta! La está preparando para bailarla en…bueno, es sorpresa, nos os lo podemos decir porque se enterarían…

 

¡¡¡Swish swish!!!! bailando el swish…

El fenómeno del baile del swish swish, ha llegado también hasta nuestra escuela. En cualquier momento, en clase, en la calle, en el parque, solos/as o en grupo, encuentras a niños/as bailando este baile monótono, adictivo y a prueba de “coordinación motriz”. A los niños/as de la Txabola les encanta el baile “del chico de la mochila”. Yo formo parte del grupo que está aprendiendo. ¿Te animas tú? Fíjate en el vídeo y lo conseguirás…

Pastas árabes riquísimas…

Mañana 15 de junio finalizará el Ramadán . Riham y Marram mañana lo celebrarán con su familia y hoy han querido hacerlo con nosotros/as. Nos han traído unas pastas árabes hechas por su madre…¡riquísimas! Estaban elaboradas con almendras, miel, pistachos…ummm. Sus compañeros/as decían: “!Parecen compradas en una pastelería!”. Menuda repostera es mamá…Sucran, Ouarda y Hassan. ¡Feliz final de Remadán!

¡Disfrutamos con el viento y nuestros amigos/as de Remontival!

Teníamos muchas ganas de que vinieran nuestros amigos/as del Aula alternativa de Remontival para compartir una mañana de cole, como todos los cursos. Ayer estuvieron con nosotros/as. A algunos les conocíamos bien, Angélica, Irati, Unai, Gendr y, Mohamed; Basma y Petro, eran nuevos en el grupo pero ya se han hecho amigos/as nuestros. ¡Qué pena que Alicia estuviera enferma!

A lo largo de la mañana, todos los niños/as  hicimos muchas cosas juntos/as: primero, una ronda de presentación (aprendimos nuestros nombres-signo en la lengua de signos), luego interpretamos un cuento musical con instrumentos, “Urrestilako musikariak”; tras el almuerzo, jugamos en Puertas Grandes y realizamos un taller para confeccionar cometas de mano.

¡Cuando salimos a la calle soplaba un viento muy fuerte y fue divertidísimo jugar con las cintas al viento, mientras corríamos y corríamos hasta quedar agotados/as…¡Qué bien nos lo pasamos! ¡Os esperamos el próximo curso otra vez!

Más imágenes aquí.

“Carta al viento”

Os dejamos una canción que nos gusta mucho para que la podáis cantar en familia, “Carta al viento”.

¡Cuántas cosas gracias al aire!

Hace unos días, comprobamos que gracias al aire podemos percibir los olores. Pulverizamos un perfume y sentimos cómo al respirar,  entraba por nuestras fosas nasales desde donde unas células especiales transportan al cerebro este mensaje, que nos hace identificar el olor (en este caso era “lavanda”).

Hoy hemos realizado un experimento para constatar que también gracias al aire podemos oír los sonidos. Hemos utilizado una campana de meditación tibetana. El sonido se transmite a través del aire de un modo parecido a las ondas que se producen al arrojar un objeto al agua. Al hacer sonar la campana, el sonido “viaja” por el aire hasta nuestros oídos, que transmiten esta información al cerebro y éste lo identifica como “ese sonido” en concreto. Pero al tapar la campanita con un objeto (hemos utilizado un cubo que había en clase), las ondas de sonido no se podían transmitir por el aire y, en consecuencia, no podíamos oír.

A decir verdad, el cubo permitía que las ondas vibraran un poco y el sonido llegaba “un poco”, pero con mucha menos intensidad, casi no se oía. ¡Ha sido increíble comprobar la diferencia!