¡Vaya lío con las setas!

Amanita Phalloides

Amanita Phalloides

La mañana del lunes fue muy especial. Cada uno pertrechado con su cesta y bien abrigados porque el día estaba fresco, formamos un convoy de coches para llegar hasta Allide. Caminamos bajo las hayas, pisando miles de hojas blandas, atentos siempre para ver si encontrábamos alguna seta… ¡y vaya si las encontramos! También descubrimos unas flores lilas muy bonitas que la mamá de Marta nos dijo que eran azafrán silvestre, helechos, un puesto de cazadores al que alguno/a se atrevió a subir…Con las cestas llenas y el estómago vacío, nos reunimos junto a la ermita para dar cuenta de un espléndido almuerzo que prepararon los papas y las mamas. ¡Las rosquillas de la abuela de Carla ¡volaron!… lo mismo que el membrillo que hizo el papá de Iratí… La idea de hacer una hoguera para calentarnos fue genial. Y cansados pero contentos, volvimos de nuevo al cole.

Por la tarde y al día siguiente por la mañana, hicimos un trabajo muy interesante. Con la ayuda de libros y el ordenador, logramos identificar ¡13 setas diferentes! Una de ellas era una amanita phalloides… ¡Uf! Es complicado pero divertido. Escribimos fichas de cada una con el nombre científico en latín, que es muy largo y difícil, y el nombre en castellano y en euskera. Como todos los compañeros/as del colegio empleamos un código de color: rojo, para las venenosas, verde para las comestibles y blanco para las que no tienen valor culinario.

Amanita Phalloides

Amanita Phalloides

Entre todos los niños/as de la escuela hemos montado una exposición micológica muy completa que no nos cansamos de mirar y está siendo visitada por mucha gente del pueblo.

¡Todo el colegio huele a setas!

Si queréis ver más fotos de estos días, visitad la galeria de imágenes del blog del colegio.

¿Conocéis algo curioso a cerca de las setas? Déjanos un comentario, ¡nos agradará leerlo!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.