El horno de la txabola está que echa humo…

Pan de trigo y centeno

Como hoy por la tarde vamos a hacer una exposición sobre “Las ciudades romanas”, hemos pensado que sería bonito ofrecer a nuestros invitados una pequeña merienda “romana”. ¡Claro, no podía faltar el pan!, así que hemos decidido hacerlo.
Para elaborar este pan integral hemos empleado: harina de trigo y centeno, levadura, agua templada y una pizca de sal. Nos hemos traído una panificadora a clase y, mientras nosotros trabajábamos poniendo teselas, la máquina ha hecho el resto del trabajo: amasar y cocer el pan.
Pronto toda la escuela olía a pan recién hecho… ¡ummm…! No nos extraña que los romanos se conformaran con “pan y circo”, ¡está tan bueno!

¿Queréis ver cómo lo hemos hecho? Visitad nuestro Archivo gráfico.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.