Eguzkiloreak

Érase una vez un pueblo en el que vivían veinticinco habitantes. Era Astitz.
Había brujas en el pueblo y para que no les asustaran pusieron unas flores que se llaman eguzkilore.
Las eguzkilores son muy bonitas y tiene en el centro un círculo de color amarillo.
Cuando la ven las brujas piensan que es el sol y se van a la cama.  Otras personas dicen que las brujas al ver la flor se quedan contando los pinchos y se hace de día y se van a la cama.

Daniel

1 comentario

    • Iranzu el 24 marzo, 2012 , a las 0:36

    De la forma que nos contais vuestras vivencias y con esas fotos tan bonitas nos haceis sentir como si hubiéramos estado con vosot@s en Astitz. ¡Qué bonitas redacciones! Animo y a seguir trabajando que ya falta muy poco para Semana Santa.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.