Azukis y calbotes

El año pasado trabajamos un proyecto en torno a Japón titulado «Entre azukis y calbotes”. Los azukis son una de las legumbres más típicas de Japón y los calbotes, lo son de nuestra tierra. Nos pareció que podían ser un símbolo de lo lejanas que están nuestras culturas y, al mismo tiempo, una prueba de todo lo que nos une, de todo lo que compartimos y tenemos en común.

Ion ha traído azukis (Phaseolus angularis) que le ha dado su tía y entre todos/as, recordando muchas cosas que hicimos el año pasado, hemos buscado similitudes y diferencias entre ellos.

Se diferencian:

  • En el tamaño: los azukis son pequeñitos y los calbotes más grandes.
  • La forma: los azukis son casi bolitas y los calbotes son más alargados
  • En la manchita blanca: los azukis la tienen “una raya” y los calbotes, una “manchita redondeada”.
  • En su origen: los azukis son de Japón y los calbotes de Tierra Estella.
  • En cómo se comen: los azukis se comen como potaje pero también se emplean para hacer dulces (por ejemplo, los dorayakis que le gustan a Doraemon y que el año pasado comimos en la escuela); sin embargo los calbotes, solo se comen cocidos como potaje.

Se parecen:

  • En el color, rojo oscuro-granate (aunque hay calbotes de otros colores).
  • En que los dos son alimentos.
  • En que los dos son legumbres, osea frutos (semillas) que nacen en una vaína.
  • Que los dos están en el segundo nivel de la pirámide saludable, es decir, que conviene comer con frecuencia.

Animaos a probarlos un día (en Internet encontraréis muchas recetas para preparar azukis). Después nos contáis qué os han parecido.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.