Matemáticas con los frutos del otoño

P1160398De nuevo la realidad de la escuela se ve enriquecida por estar ubicada en un pueblo. El otro día el padre de Iker, Gorka, le dio una colección de calabazas de la huerta para que las trajese a clase. En la Txabola nos encanta recibir estos “regalos”. Hemos disfrutado de sus formas, colores, rugosidades… y además, nos han ofrecido muchas posibilidades. Por ejemplo,  ver cómo se han transformado las flores de la planta de la calabaza en fruto. ¿Habrán intervenido las abejas de Abárzuza en la polinización de estas flores? ¿No es increíble que se hayan transformado en unos frutos tan extraordinarios? ¿Quién come calabaza? ¿Es bueno comer verduras? ¿Y cuánto pesarán?

Hemos hecho diversas actividades matemáticas relacionadas con el peso: estimar pesos, comparar (más, menos, tan pesada que), pesarlas empleando balanzas, utilizar medidas de peso (gramo y kilogramo), ordenarlas según peso, elegir la más pesada o ligera e incluso el grupo de los mayores pudo organizar un mercado y hacer sumas redondeando pesos.  Ver imágenes en la Galería.

Otro día quizás las pintemos o hagamos estampaciones con ellas.

No hay material más sugerente que el que nos rodea en la vida. Gracias, familias, por vuestra colaboración.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.