Frutas y hortalizas ¿feas? Consumamos lo diferente

P1250572 P1250574 P1250577 Una conocida cadena de supermercados ha iniciado una campaña para sensibilizar sobre este tema: “Tan feas como buenas” / «Itsusiak bezain onak» y contribuir así para evitar el despilfarro alimentario. En la escuela nos ha parecido muy interesante trabajar este tema.

Al año se tiran muchísimos alimentos que están en buen estado (uno de cada tres) de la producción mundial. Dicho de otra manera: alrededor de 100 kg por persona al año. ¡Y solo porque son “feas”, porque a los consumidores no nos parecen bonitas.

En el mundo hay 1.000 millones de personas que pasan hambre. Solo con los alimentos que se tiran en Estados Unidos y Europa, serían suficientes para dar de comer a todas ellas.

Las frutas y hortalizas feas tienen la misma calidad que las “bonitas”, son tan ricas como las más bonitas: frescas, jugosas y llenas de vitaminas.  Deformes, narigudas, peludas, retorcidas… ¿qué importa? Su textura, su aroma, su sabor son los mismos, solo cambia su “envoltorio”. ¡Están buenísimas! En las frutas y hortalizas, como en las personas, lo importante está en el interior.

Hemos querido ir más allá. Consideramos “feas” a estas frutas y verduras porque no cumplen “los estándares de belleza” establecidos.  ¿Pero, lo son? ¿Son “feas” o solo “diferentes”? ¿No os parecen hermosas, sugerentes, evocadoras, atractivas, bellas, divertidas?

Por eso hemos puesto en marcha una propuesta entre los niños/as de la escuela:

Si tienes una fruta o verdura “fea” (quizás solo sea “diferente”…), mírala, tócala, huélela, hazla girar entre tus manos… y encontrarás su “belleza”. Tanto, que si lo deseas, será una escultura digna de ser admirada y disfrutada también por los demás. Ponle nombre a esa “fruta-verdura-escultura” y tráela a la exposición.

(Ver imágenes de la Exposición)

Afortunadamente, las frutas y las verduras como las personas, todos/as somos diferentes.

¡Consumamos frutas y hortalizas (¿feas?) diferentes!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.