¿Tallos o raíces?

DSC_0893Hace bastantes días pudimos en marcha un experimento para comprobar una de las funciones de los tallos: transportar agua y sales minerales a las hojas, y una vez elaborado el alimento, hacerlo en sentido contrario. La otra es sujetar las hojas, flores y frutos.

Además, estuvimos anotando qué tallos comemos de las hortalizas de la huerta. No hubo duda con: la borraja, el cardo y el apio. Sin embargo, surgieron muchas dudas con: la cebolla, el ajo, el puerro, las patatas y el espárrago. ¿Son raíces? Aunque estén debajo de la tierra, no son raíces sino que tallos, ¡son tallos subterráneos!

Realmente ya habíamos “comprobado” que el bulbo de tulipán era un tallo subterráneo porque, al transplantarlo, vimos que le habían salido raíces. Las cebollas, los ajos y los puerros también son bulbos (es decir, engrosamientos del tallo subterráneo donde la planta acumula sustancias de reserva).

Las patatas son un tipo de tallos subterráneos que se llaman tubérculos (otro tipo de engrosamientos del tallo donde la planta guarda reserva de alimentos). En el alfeizar de la ventana tenemos tres patatas a las que ya le están saliendo pequeños brotes. Pronto las plantaremos.

 Los espárragos son unos tallos subterráneos que los cogemos cuando apenas salen de la tierra y están blancos porque no les ha dado el sol. En Abárzuza, en abril y mayo, recogeremos espárragos muy ricos.

Llevamos a clase 4 plantas diferentes. ¿Eran todas raíces? Pronto, algún niño/a observador, se dio cuenta. Aportando razones, dedujeron que había 3 raíces y un tallo subterráneo (un bulbo). (Imágenes)

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.