Estamos preparando la huerta con los aitatxos y amatxos

 

Antes de comenzar a plantar y sembrar, en la huerta hay que hacer muchos trabajos. El más importante es preparar bien la tierra. El otro día estuvimos con Carlos y Txemi que nos enseñaron muchas cosas. De una forma práctica y sencilla, aprendimos a distinguir diferentes tipos de suelos o sustratos (pedregoso, arenoso, arcilloso, orgánico, etc.) y qué tiene de positivo y negativo cada uno de ellos para las plantas.
Dentro del invernadero, con las manos en la tierra, nos enseñaron dos formas para comprobar si nuestra tierra era arcillosa o no (tratar de hacer un churro con ella u otro empleado tradicionalmente por los agricultores de la zona: apretar un puñado de tierra en la mano).
Comprobamos que es muy arcillosa; por eso, los padres han traído fiemo viejo de oveja para mezclarlo con la tierra y así enriquecerla. Nosotros/as aprendimos a hacer este trabajo y colaboramos un poco, pero son los padres y madres quienes el otro día realizaron el trabajo fuerte. Además, también han traído un camión de arena para mezclarlo con la tierra, ya que no tenía suficiente. (Imágenes de las amatxos y aitatxos trabajando en la huerta)

Txemi nos propuso hacer un experimento para comprobar la composición de la tierra de la huerta previamente y después de enriquecerla. Pusimos las muestras de tierra a secar en clase y pronto lo llevaremos a cabo. Ya os contaremos.
(Ver más imágenes de los niños/as aprendiendo sobre los tipos de sustratos y la tierra de nuestra huerta)

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.