«La pirámide y la esfinge»

Eranse una vez una niña llamada Paula, su madre y su abuela Rosa.

A su abuela le operaron de la cadera y el médico le mandó caminar pero tenía que utilizar bastón.

Un día la madre de Paula llevo a dar un paseo a Paula y a la abuela Rosa en coche. Llegaron a un sitio sin plantas y sin árboles y muy seco. La abuela dijo que parecía un desierto. Vieron un hormiguero y la abuela dijo:

-¡Anda, una pirámide!

Luego un gato se plantó delante del hormiguero y la abuela dijo:

-¡Toma, la esfinge!

La abuela dijo que se callaran porque la esfinge iba a decir el acertijo: ¿Quién anda primero con cuatro patas, luego con dos y luego con tres? Paula adivinó que es el ser humano.

La esfinge les dejó pasar al mirador. La abuela dijo:

-¡Qué pasada! ¡Parece un espejismo!

FIN 

(Ander, Aimar, Andrea y Robert)

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.