¿El peso del bote está mal?

Tal como nos sugirieron, compramos comida para darles a los pichones. Leímos la composición, las instrucciones, etc. «¿Cuánta comida hay? ¿Cuánto pesa?»

En primer lugar, los niños/as pesaron, siendo ellos/as la balanza, sintiendo el peso, comparándolo con pesas de 1 kg, 1/2 kg y 1/4 kg. Todos/as estaban de acuerdo: pesaba menos de 1 kg y también menos de 1/2 kg. Algunos/as pensaban que se parecía bastante al peso de la de 1/4 kg. Como sabíamos que 1 kg son 1.000 g, dedujeron cuántos gramos son 1/4 kg. ¡Efectivamente! Coincidía con el peso que ponía en el bote: 250 g.

Pero al pesar el bote en la balanza, pesaba 314 g. «¿El peso del bote está mal?». Tras un proceso dialógico, llegaron a la conclusión de que, la diferencia era el peso del envase, el peso del propio bote. Y lo calcularon, 64 g.

Nos dimos cuenta de que en el bote está escrito: PESO NETO: 250 g. Así que aprendimos qué significa esta noción.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.