¡Ya hemos acabado las caballerizas!

Después de mucho trabajo, hemos acabado las caballerizas y…nos han quedado ¡genial! La verdad es que el plano original ha tenido alguna modificación, sobre todo la disposición de los boxes que dan forma a la caballeriza y su número. Pero ésta disposición final que eligieron los niños/as tiene una ventaja enorme: ocupa mucho menos espacio. En cuanto al número, tenemos suficiente para los caballos y los potros. La pista de entrenamiento es perfecta, porque permite hacer los saltos con soltura, tal como preveían. Una de las cosas que más les enorgullece es lo bien que están situadas las ventanas y puertas de los boxes -con apertura doble- y cómo se adecuan a la altura de los caballos.

Aunque queda muy pocos días para que se acabe el cole, aprovecharemos todos los ratos que podamos para jugar con los caballos en «nuestras caballerizas». ¡Buen trabajo Txabola!

Aquí podéis verlas con todo detalle.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.