Vemos y sentimos con los dedos…

Hoy hemos pintado viendo…¡con los dedos! Sí, es posible. Con los ojos vendados, hemos hecho que las yemas de nuestros dedos, las palmas de nuestras manos «abriesen sus ojos». Además, nuestro compañero/a nos ayudaba indicándonos el color que estábamos usando, limpiándonos los dedos al cambio de color, etc. Mientras tanto, escuchábamos música de Nobuyuki Tsujii, un increible pianista ciego japonés (concierto para piano Nº 2 de Rachmaninoff) y dejábamos fluir nuestros dedos, disfrutando con el tacto de la pintura, el papel… Cuando Edurne, la profesora de inglés nos ha indicado, nos hemos turnado con nuestra pareja. ¡Qué gozada!

Podéis ver más imágenes aquí.

 

 

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.