¡Comenzamos otro proyecto!

Acabamos un proyecto ¡y comenzamos otro!

Hoy en la clase había una gran cesta. ¿Qué habría dentro? ¿Quién la habría llevado? «Seguro que la has traído tu, Kalen», «Yo ya sé que hay», «Sí, hay comidas», «Se ven por los agujeros»…

¡Las curiosidad de los niños/as es inagotable! A los pocos minutos ya estaban todos/a alrededor de la gran cesta y sabían que contenía alimentos. Antes de abrirla, propusimos ir sacándolos uno a uno, con los ojos cerrados para ver si los adivinaban usando el tacto, el olfato, el oído… Poco a poco la mesa fue llenándose de arroz, lentejas, pasta, un botellín de agua, un plátano, una lata de sardinas, jamón de pavo, un cogollo, nueces, un huevo, chorizo…

Después, hablamos sobre los alimentos: cada uno/a dijo cuál era el que más le gustaba, el que menos, cuál de ellos no lo había probado nunca, cuál era el que tomaban todos los días, etc. Y surgieron preguntas, discrepancias y comentarios interesantísimos: «Creo que lo único que tomamos todos los días de lo que hay en la cesta es el agua», «Yo sé que tenemos que beber 8 vasos de agua al día, porque si no nos deshidratamos y morimos», «Pues yo bebo dos o tres y no me muero», «Si comes muchos dulces tienes diabetes», «¿Y qué es eso?», «Es más importante comer pan que carne», «A mi no me parece», «El pan es muy importante, lo sé porque mi padre es panadero y me lo dice», «Cuando estuvimos en el campamento hicimos pan», «¿Podemos hacer pan en clase?», «Yo creo que la leche es más importante»,  «El aceite de palma es muy malo», «Hay muchos tipos de aceite: de oliva, de girasol…», «Las chuches son malas, si comes muchas tienes caries», «A mi me encanta la pizza», «También es muy importante comer fruta», «¿Por qué si el agua que bebemos es transparente, meamos amarillo?», «¿Por dónde va la comida hasta que se hace caca?»…

Finalmente, en otro momento del día, se les propuso clasificar esos alimentos siguiendo el criterio que cada uno/a quería. Después de hacerlo, debían explicar al grupo cómo lo habían hecho. Hubo unanimidad en algunas clasificaciones: frutas y verduras, pescado, etc. Se repitieron bastante otras: lácteos, dulces, etc. Sin embargo surgieron muchas otras agrupaciones siguiendo criterios muy curiosos e interesantes: (Lentejas, garbanzos, chorizo) «Porque se preparan con chorizo», (nueces, champiñones) «Porque se cogen en el monte», (queso, chorizo, huevos, jamón) «Porque sirven para hacer bocatas», etc.

Más imágenes aquí.

 

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.