Cuéntame uno de relojes (1)

ANTONIO Y SU ABUELITO

Hace 50 años en una ciudad cerca de aquí vivían un abuelo y su nieto llamado Antonio. A Antonio le encantaban los relojes.

Un día habia que adelantar la hora y Antonio no se entero. Al día siguiente, como siempre tenia que ir al cole y al entrar el profesor le dijo:

– ¿Por que has llegado tan tarde?

Antonio le contesto:

– ¡¡¡Pero si no he llegado tarde!!!

El profesor le dijo:

– ¡Castigado, al pasillo!

Al día siguiente, otra vez volvió a llegar tarde. Esta vez la dijo:

– ¡Toda la semana sin recreo!

Llego a casa y le dijo a su abuelo:

– ¿Por que siempre llego tarde al cole?

Y le dijo su abuelo:

– A ver, enseñame el reloj.

Le enseño el reloj y su abuelo le contesto:

– El martes adelantaron la hora, ¿no te enteraste Antonio?

– ¡Ah, es verdad, ¡ Gracias abuelo por recordármelo!

Al día siguiente, llego súper puntual. El profesor le dijo:

-¡¡¡Te perdono el castigo Antonio!!!

Antonio le dio las gracias al profesor y se puso muy contento.

COLORIN, COLORADO,

ANTONIO DEL CAMBIO DE HORA

SE HA ENTERADO.

Robert

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.